Voces ferreteras comparten sus estrategias para mitigar el impacto ante jornadas de movilización nacional.

La jornada del 21 de noviembre para los negocios ferreteros, y para el comercio en general, estuvo marcada por las manifestaciones masivas de varios sectores sociales en el marco de un paro nacional.

El efecto inevitable sobre las ventas lo precisó la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) previamente, señalando que las manifestaciones de los últimos meses han reflejado pérdidas entre el 50% y un 90% en zonas como la calle 72, en el caso de Bogotá.

Daniel Montes, gerente de Ferricentro, centro multisuministro de herramientas, compartió con Fierros que la atención en su punto de venta de la calle 74, localidad de Chapinero, tuvo que adecuar el horario de atención hasta pasado el medio día al ser un punto neurálgico. Pero, pese al nivel alto de suplencia de sus productos dijo: “no estuvimos ni al 10 % de ventas de un día normal”.

Le puede interesar: Prepárese desde ya para el cierre del 2019

Al otro lado de la ciudad capital, en la localidad de Kennedy, Proveedora de Eléctricos TE administrada por Pier Triviño, decidió abrir parcialmente su negocio ferretero donde ofrece herramientas de hogar e indicó que tuvo los efectos negativos sobre las ventas por la jornada.

¿Se puede estar preparado?

No solamente las ventas, el cronograma de logística es otro factor en la gestión que se puede ver alterada. Los comerciantes entrevistados por Fierros coinciden en que, si bien los efectos son casi predecibles, hay métodos para manejarlo previamente.

Entender la naturaleza de los productos que se despachan hacia clientes desde las superficies ferreteras es fundamental, dice Montes siendo indispensable para “planear muy bien entender la necesidad y responder a la mayoría (de clientes) y estar disponible”. 

Para el 73% de los comerciantes la productividad disminuye comparado con un día normal en jornadas de manifestaciones, según Fenalco.

Por su parte, Triviño aconseja guardar una lista de prioridad empezando por clientes regulares como empresas, maestros contratistas, y sobre todo comunicarles si el despacho de productos será días antes o después de la jornada. Igualmente, no olvidar a los proveedores y considerar el pago electrónico al momento de hacer pedido.