Durante la emergencia sanitaria por el virus COVID-19, las ventas en tiendas online han tenido un significativo  incremento. El marketplace de bricolaje y jardín, ManoMano, resumió en cinco puntos cómo ha afectado la crisis de la pandemia al comercio electrónico.

  1. La variedad de productos adquiridos por internet ha aumentado. Muchos usuarios han descubierto que pueden comprar online cosas que nunca antes se habían planteado como las pinturas. Las ventas de pintura por internet ha crecido un 1.700 %.
  2. El tiempo de navegación por el marketplace se incrementado un 3 %, en comparación a la situación previa al estado de alarma. ManoMano destaca que, además, se trata de un tiempo de mayor calidad, ya que muchas de las visitas se transforman en compra.
  3. La predisposición a la compra online ha crecido. En este sentido, ManoMano ha registrado casi un 50 % más de transacciones en su plataforma y el sector de bricolaje un 65 %.
  4. Las marcas apuestan más por la omnicanalidad. De ahí la importancia de que todos los canales de la empresa estén conectados entre sí y de ofrecer al usuario la misma experiencia, independientemente del canal de compra que utilice.
  5. La seguridad es la nueva cualidad necesaria que surge en el proceso de adquisición del producto. Para ManoMano, las marcas deberán reinventarse para que el usuario pueda encontrar esa seguridad cuando compre el producto.

Le puede interesar: ¿Es un buen momento para hacer promociones en ferreterías?