Uno de los factores clave dentro de una ferretería y aún más en el mostrador principal, es la iluminación. Recuerde que “todo entra por los ojos”.

La gran mayoría de clientes llegarán con un producto en la cabeza. Sin embargo, si no se sienten atraídos por comprar otros más, puede ser principalmente por la calidad del empacado de los productos o porque la iluminación que se le está dando a las estanterías no es la adecuada.

Por eso es importante controlar la iluminación para darle brillo a las cosas que quiera resaltar. Puede intentar ubicando de primero el stock de inventario que está quieto, con una iluminación alta que llame la atención.

 

 

También le puede interesar: Tips para exhibir sus productos correctamente

 

 

La luz ayuda a vender

Disponer de una buena y correcta iluminación incrementa el número de clientes, la cifra de ventas y, lo más importate, la permanencia en la tienda por parte del cliente, al encontrarse cómodo. La calidad de luz le ayuda a conseguirlo.

La iluminación debe provocar que los clientes se fijen en sus productos, dando un plus sobre las zonas o productos bien iluminados. Las técnicas de iluminación, ya sean básicas o provocativas, son aplicables a cualquier punto de la ferretería, incluso a las vitrinas.

Es muy importante disponer de una calidad y cantidad de luz adecuada. Además, recuerde que la inversión en iluminación para el punto de venta no es puntual ni única, debe ser renovada y adaptada a las necesidades constantes, tanto en tendencias, como en las mejoras de ahorro energético.

Fuente: logiser.com.co