En medio de un escenario que se espera sea de recuperación, Luis Alberto Benitez Manrique, director de Insolvencia Colombia e IFI Inteligencia Financiera, realiza una reflexión sobre el papel que juegan los ferreteros en este proceso, así como las estrategias que podrían aplicar para cuidar sus finanzas.

El daño económico por la emergencia sanitaria del Covid-19 ha permeado todas las industrias y de manera directa a negocios como las ferreterías, fuente de sustento de miles de familias colombianas. Recordemos que por cada 5.400 colombianos, hay una ferretería. Dicha afectación por la pandemia es la mala noticia que ya todos conocemos.

También le puede interesar consultar nuestra guía especializada en materiales del sector constructor como maquinarias, estructuras y transporte

La buena noticia es que los ferreteros hacen parte del sector de construcción, importante motor de la economía colombiana y es uno de los elegidos para la reactivación del país en la era post-Covid-19, gran oportunidad de dinamizar el negocio ferretero.

Un reciente análisis del equipo de innovación de IFI-Inteligencia Financiera concluye que la incursión de tres factores fundamentales serán claves para el éxito de las MiPYME, en especial de los ferreteros:

  • El uso de medios transaccionales digitales.
  • El comercio electrónico dependiendo del tamaño y los objetivos de ventas.
  • Conectarse con proveedores en temas de entrenamiento e innovación.

Transacciones monetarias con medios digitales

Las ferreterías que no lo han hecho, deberán comenzar a digitalizarse. Un primer paso gigantesco son los pagos a la mano o a cuenta directamente mediante códigos QR, tecnologías existentes y validadas que ofrecen varias entidades financieras. Dichos cambios abrirán el paso a una primera digitalización de las tradicionales ferreterías.

En las entregas a domicilio, en las que se manejen pagos contra entrega, el uso de links de cobro por aplicaciones de mensajes SMS o de WhatsApp permitirá a los ferreteros adaptarse a las nuevas dinámicas de manejo del dinero.

El comercio electrónico

El comercio electrónico será un espacio gigantesco para los ferreteros que manejan grandes volúmenes: podrán reducir costo de bodegaje y de mostrador, realizando alianzas con clientes y proveedores. De este modo el consumidor se beneficiará vía precio, tiempos de entrega y oportunidad en las entregas.

Proveedores

Los grandes proveedores deberán trabajar de la mano con los distribuidores para apoyar los procesos de innovación y de inserción de nuevos productos para el usuario, en la época post Covid-19 el entrenamiento a los ferreteros y la capacitación serán fundamentales para poder ofrecer mejores soluciones a los consumidores.

En conclusión, de la actitud que demuestre el ferretero hacia el cambio y a la adaptación a los nuevos estándares y mecanismos para interactuar con los clientes, va a depender el éxito de su negocio. En la medida que tenga disposición para adaptarse y cambiar aspectos tradicionales que, si bien funcionaron durante mucho tiempo, en el contexto actual no tienen lugar, podrá guiar su negocio y equipo de trabajo exitosamente hacia la nueva normalidad. Antes y después del Covid-19, los clientes elegirán los negocios que les faciliten la vida, y los mecanismos digitales definitivamente han llegado para quedarse.