Retomar las actividades laborales luego de un periodo de descanso puede llegar a ser muy complicado, más, si fue un periodo feriado, tiempo en el que todas las actividades dan un giro de 360°.

No es tan fácil recuperar las rutinas y la motivación para trabajar, y eso no solo afecta el rendimiento individual, también afecta la productividad de la empresa. Sin embargo, existen algunos consejos que pueden hacer de esta una tarea más sencilla:

  1. Si dejó tareas pendientes antes de salir a descansar, lo mejor que puede hacer es tomarlo con calma y sentarse a organizar los pendientes, de los más prioritarios, hasta los que pueden esperar un poco más de tiempo.
  2. Comience a crear una nueva rutina. Los cambios siempre son buenos, por lo cual crear una nueva rutina resultará satisfactorio, pues ahora puede organizar su tiempo entre hábitos que adquirió en vacaciones, hábitos de trabajo y nuevos hábitos que considere debe incluir en su día a día. Esto hará que el síndrome postvacacional no sea tan fuerte.
  3. Con la creación de una nueva rutina, puede venir un sistema de auto recompensa a las tareas cumplidas. El tener un momento de esparcimiento, bien sea con amigos o solo luego del trabajo, puede convertirse en una recompensa al lograr terminar los pendientes del día o adelantar trabajo, pues salir puntual y tener tiempo para algo que le guste resulta ideal.
  4. El trabajo en equipo y hablar con los compañeros es importante. Reunirse con el equipo de trabajo, establecer las actividades, identificar nuevas expectativas para el año y compartir acerca de lo que sucedió en el periodo de descanso, puede resultar muy reconfortante, pues se puede identificar con algún otro compañero que le pueda motivar a retomar.
  5. Mentalidad positiva. Es cierto que cualquier persona ama no tener que pensar en pendientes y estar en casa o de viaje, siendo atendido, pero, también es verdad que el trabajo es un lugar donde se comparten buenos momentos, se aprenden nuevas cosas y se hace lo que mejor se sabe hacer. Aproveche este nuevo año para motivar a su equipo a alcanzar las metas propuestas.
  6. Relájese. No va a volver a su tope de desempeño en la primera semana y no está mal, tal vez se tome unos días reorganizando su día a día y es mejor así, de esa forma, más rápido de lo que piensa estará dando lo mejor de usted.

Teniendo en cuenta estos tips, tanto usted como sus trabajadores lograrán afrontar los retos que trae consigo este nuevo año de la manera más asertiva. Tenga en cuenta estas recomendaciones y recuerde que un nuevo año es la oportunidad de lograr sus metas y crecer.

Fuente: MBA & Educación Ejecutiva