Siga estos tips para que, en lugar de pensar solo en sobrevivir, cree una estrategia que haga crecer su empresa y reinventar su negocio.

 

Revise su modelo de negocio

Debe plantearse algunas preguntas importantes: ¿su actual concepto está funcionando?, ¿sus ventas sí están proviniendo de donde cree que vienen?, ¿es hora de ajustar su enfoque o la manera en que hace negocios?

Revise de pies a cabeza sus mejores fuentes de ingresos y piense cómo puede concretar más transacciones de ese tipo.

 

Evite los movimientos desesperados

Encuentre la forma de hacer crecer su empresa progresivamente y haga pequeñas inversiones en áreas que generarán un beneficio concreto. No invierta todo su interés y esfuerzo en pequeñas cosas.

Por ejemplo, expandir su negocio a nuevos canales de ventas o incrementar tácticas de mercadotecnia efectivas.

 

Recupere el tiempo perdido

Mientras su empresa se recupera, es fundamental que no permanezca ocupado atendiendo demasiados frentes, a fin de que pueda reconocer las oportunidades de crecimiento.

Una opción es contratar un asistente de medio tiempo para invertir en automatización. También es recomendable crear una herramienta de órdenes de compra por Internet o buscar un programa de administración de relaciones con los clientes, que le ayude a identificar y resolver más rápido sus necesidades.

 

También le puede interesar: Reinventarse o morir

 

Piense siempre en crecer

Debido a que muchas compañías están luchando por sobrevivir puede haber oportunidades para adquirir o fusionarse con negocios complementarios que tengan una cartera de compradores sólida.

De esta manera, puede expandir su oferta y captar una porción más grande del mercado. En otras palabras, haga crecer tu empresa, anticipándose a una mejoría que está en camino.

 

Olvide el temor

Las decisiones que toma con temor rara vez son efectivas y, en cambio, impedirán que pueda ver con claridad cuál será su siguiente paso. Afine sus sistemas y concentre su esfuerzo en desarrollar nuevos productos o servicios.

 

Más que lamentarse por los malos tiempos o tratar de mejorar las cosas inmediatamente, concentre su atención en hacer crecer su negocio y hacerlo perdurable en el tiempo. Así estará un paso adelante de todos los que sólo están ensimismados en el corto plazo.

Fuente: Entrepreneur