El mercado de las mejoras del hogar se refiere a todo lo relacionado con insumos, productos y servicios que se requieren para hacer adecuaciones en el hogar e incluye labores como remodelar, pintar, reparar, renovar, restaurar, mover, demoler o modernizar una propiedad residencial.

Si bien no es un mercado nuevo, los gustos de los propietarios por espacios de vida más confortables y de bajo consumo están contribuyendo significativamente a la expansión de esta industria.

La rápida urbanización junto con las iniciativas gubernamentales para construcción de vivienda nueva, la transformación hacia la construcción sostenible, la valorización de la vivienda (nueva y la usada), las tendencias cambiantes hacia la construcción con cero emisiones, con reducción en los consumos de energía, de agua y residuos sólidos, son algunas características que han impulsado su crecimiento.

Lea también: Bricolaje y mejoras del hogar: conozca la nueva edición de Revista Fierro

Dentro del mismo mercado de mejoras del hogar está el segmento que se refiere a aquellos cambios ‘livianos’ que se realizan en el hogar bajo el concepto de bricolaje o Do it Yourself (DIY por sus silgas en inglés) y que significa ‘Hazlo tú mismo’.

Se relaciona a las labores que no necesitan la ayuda de algún experto. La interacción del consumidor en este segmento de mercado es importante porque él quiere ser más protagonista, sentirse a cargo al tomar una decisión de compra y encargarse de las labores sin tener que delegar a un tercero.

Otros segmentos asociados

Además del bricolaje, en el marco de las mejoras del hogar se han dado otras tendencias como el Do It For Me (DIFM) o ‘hazlo por mí’ y el Buy it Yourself (BIY) o ‘cómpralo tú mismo’, que es importante para el ferretero conocer, con el fin de ajustar su oferta y su esquema de servicio.

El (DIFM), que significa ‘Hazlo por mí’, se refiere a contratar a un profesional para que haga el trabajo especializado y se mitigue el riesgo de un mal procedimiento que pueda hacer la persona bajo el DIY.

En este segmento hay categorías como la solución todo en uno, cuando se le paga a un profesional para que el experto se encargue de todo el proceso de remodelación, desde el diseño hasta la instalación. Esto incluye administrar el proyecto, las compras de material y todo el proceso de instalación.

Otros temas de interés: Vuelve en su formato presencial Expoconstrucción y Expodiseño 2021

En esta categoría la experiencia y la transparencia cuenta, incluye la relación con los comerciantes que suministran el material, manejo de cotizaciones y tiempos de entrega pactados. El DIFM es preferido por las personas que no tienen las habilidades para el bricolaje o tampoco tienen el tiempo suficiente para ello.

Por otro lado, el BIY se refiere a las personas que no realizan las mejoras su hogar y contratan expertos, pero si se encargan de comprar los materiales. Ellos se caracterizan por comparar precios; coordinar que los insumos lleguen al sitio de trabajo, para evitar sobrecostos; negociar directamente con los establecimientos para obtener mejor precio, y buscar promociones, descuentos y buena atención. Además, saben claramente el alcance del proyecto, tienen cierta obsesión con las fechas de vencimiento y horarios de entrega.


Para saber más sobre el mercado del bricolaje y las mejoras del hogar lo invitamos a descargar nuestro Especial Digital y nuestra última edición de Revista Fierros haciendo clic en la imagen

FR 92 1 page 0001