La compra de productos para mejoras en el hogar se ha convertido en una importante tendencia para los consumidores actuales, y muestra de eso es la fuerte dinámica que tuvo esta industria durante 2019 y especialmente hacia final del año en las temporadas de descuentos. Es así que dentro de este segmento, que está directamente relacionado con el bricolaje y los trabajos en el hogar, existen grandes oportunidades para los ferreteros a la hora de ampliar su mercado para 2020.

Para equipar su inventario y alinearse con las demandas de los clientes, tenga en cuenta las tendencias que dominarán el mercado de mejoras para el hogar en 2020, según Forbes:

1. Los proyectos de lujo están disminuyendo: los trabajos de gran envergadura relacionados por ejemplo con techos y pisos, cederán espacio a categorías como la remodelación de baños y cocinas. Según Forbes, productos como “puertas y cajones con cierra suave, personalización de tamaño y accesorios de organización” serán más buscados.

2. Los compradores están buscando apoyo e información para realizar la compra: el cliente actual, que está hiperconectado gracias a que vive en la sociedad de la información, va en busca de asesoría y datos concretos sobre ‘cómo se desarrolla un proyecto’. Es así que el ferretero debe asegurarse de ofrecer la mayor cantidad de información así como el acompañamiento necesario para que el comprador esté realmente informado de todo lo que necesita para sus trabajos de bricolaje.

3. Las ventas online están en crecimiento: el cliente busca ser cada vez más eficiente en sus compras y quiere poder realizarlas desde su centro de operaciones, que es el celular. Es así que, como se ha venido recalcando desde hace un tiempo, es una necesidad de los ferreteros contar con la posibilidad de ventas online, ya sea a través de una plataforma o de una página propia.

4. Observar la siguiente generación: la generación Z, es una con la que se debe establecer un lazo de comunicación inicial a través de medios digitales, y sobre la que se debe tener en cuenta que es cada vez más práctica. Por lo tanto los productos que buscarán para el mejoramiento del hogar serán cada vez más sencillos, y valorarán aspectos como la seguridad.

5. Se prioriza la salud: las nuevas generaciones se preocupan cada vez más en proteger su salud y adquirir productos para las mejoras de su hogar que estén alineados con sus dinámicas de cuidado corporal. Según Forbes, “los cambios centrados en el bienestar pueden incluir pintura, pisos o gabinetes con materiales no tóxicos, grifos sin contacto que reducen la propagación de gérmenes, iluminación circadiana que mejora el sueño, sistemas de purificación de agua y aire, inodoros estilo bidet para una mejor higiene y muchos otros”.