Seleccionar empleados no siempre es una tarea fácil, ya que además de costar tiempo y esfuerzo muchas veces puede ser complicado saber si le persona realmente valió la pena. Es importante primero definir qué se quiere lograr, para así evitar pérdidas de dinero y alta rotación de personal.

Le contamos a continuación 3 calve para una selección asertiva:

  • Definir el perfil: es importante seleccionar las habilidades específicas que se buscan en la persona pero también darle relevancia a la actitud de los candidatos. Es necesario que la persona conozca sobre el área de trabajo pero tiene mucha relevancia la actitud ante los retos. 
  • La experiencia y la capacitación: si el perfil técnico del ferretero es muy alto, podría considerar contratar alguien específico con buena experiencia, o por el contrario contratar una persona que busque el aprendizaje dentro de la empresa. Este último perfil tiene la ventaja de estar altamente motivado por aprender, por lo tanto se vuelve una opción atractiva
  • Buena comunicación y las habilidades blandas: observar cómo se enfrentaría el empleado ante ciertas situaciones con las personas o clientes es clave para entender el potencial de la persona. Las habilidades blandas como empatía también son importantes además de evaluar el perfil técnico.