Tiendas fuera de precio, plataformas de reventa y deshacerse de la mercancía por completo a través de esquemas de donación o reciclaje, son algunas opciones para hacerle frente a esta situación.

A medida que los casos de COVID-19 han aumentado en todo el mundo, muchos minoristas no esenciales han tenido que cerrar sus negocios como parte de una de las medidas tomadas por los gobiernos para prevenir los contagios.

Por tal razón, dueños de negocios, como las ferreterías, han encontrado nuevas formas de comercio, sobretodo a través de internet, para poder seguir a flote. Sin embargo ante estas circunstancias una de las problemáticas más grandes que ha surgido es el exceso de inventario existente, el cual no deja dar paso a la venta de nuevos productos.

Es sabido que el exceso de inventario puede generar problemas para los negocios tales como la obsolescencia o caducidad de los productos, dificultades en el flujo de efectivo debido a la diminución de ventas, problemas de espacio y costos de almacenamiento.

Por tal razón, el portal “Euromonitor Internacional” ha reseñado tres consejos que se pueden aplicar al sector ferretero para poder aprovechar el inventario existente que quedó acumulado tras la pandemia por el coronavirus:

  1. Vender inventario a minoristas fuera de precio

El precio fuera de precio es un destino establecido para el exceso de mercancía, particularmente en América del Norte y Europa Occidental. Ante la situación económica actual a causa del COVID-19, vale la pena considerarlo ya que ofrece la posibilidad de aprovechar los socios existentes para manejar el exceso de inventario.

Ofrecer precios mucho más cómodos para vender los productos existentes, puede animar a los clientes a hacer una inversión que podrá verse remunerado debido a la gran diferencia de precios. Al ferretero le conviene ya que puede salir de esos productos que tiene acumulados.

  1. Asociarse con plataformas de reventa

Actualmente existe diversidad de plataformas digitales de ventas que cumplen con el propósito de conectar compradores y vendedores de toda clase de artículos. Ofrecer sus productos en estas redes le puede ayudar a hacer contacto con nuevos clientes y entablar negocios para productos que están estancados en su ferretería.

Con un buen precio, sus productos pueden ser competitivos y llamar la atención de compradores o empresas interesadas en crear mejores relaciones comerciales tras la pandemia.

  1. Done o recicle artículos en exceso

Una opción final para las marcas y minoristas con exceso de mercancía es simplemente deshacerse del producto donándolo o reciclándolo.

Aunque esta es una de las mejores opciones para productos perecederos en comercios de primera necesidad, en las ferreterías también puede considerarse si se tiene en cuenta que puede favorecer a trabajadores de la salud, empleados de primera línea o grupos de consumidores vulnerables.

Además, aunque parezca una opción costosa y poco beneficiosa para el ferretero, por el contrario contribuye a una gran imagen pública del negocio y fomenta relaciones públicas que las marcas pueden aprovechar durante la reactivación económicas.

Por otro lado, las marcas también podrían considerar reciclar productos. Algunas compañías, como PVH con sede en EE. UU., han anunciado que están explorando la posibilidad de almacenar mercancías de temporada hasta la próxima primavera para evitar venderlas con pérdidas en 2020.

La mayoría de las marcas no tendrán el almacenamiento o las capacidades financieras para hacerlo, pero vale la pena al menos considerarlo para encontrar la forma de volver a ofrecer estos productos nuevos y bien conservados a los clientes.