Ante la posibilidad de que se establezca como habito de consumo la preferencia de establecimientos cercanos al hogar, las ferreterías tienen dos factores clave que explotar para ser aliados de sus clientes: cercanía y disponibilidad.

Como ya se ha señalado, el hecho de que se acabe o se pause la cuarentena no quiere decir que el comportamiento de los consumidores, sobre todo en las compras físicas, va a ser el mismo. Es muy probable que las compras que antes implicaban un desplazamiento importante a cambio de unos beneficios, ya no se hagan, o por lo menos no con la misma frecuencia.

En este sentido, para que el ferretero sepa aprovechar y explotar la proximidad con su público objetivo, hay cuatro acciones fundamentales:

1. Asegúrese de que la comunidad conozca muy bien su ferretería: volantes, directorios de las porterías, publicidad en redes sociales (segmentada), ayudas visuales, etc.

2. Conéctese con las necesidades de su comunidad: teletrabajo, bioseguridad, limpieza y desinfección, remodelación, etc.

Es muy probable que las compras que antes implicaban un desplazamiento importante a cambio de unos beneficios, ya no se hagan, o por lo menos no con la misma frecuencia.

3. Ofrezca domicilios: ojo, para que este servicio le permita realmente competir con un marketplace, tiene que ser verdaderamente ágil y oportuno, y con el adicional de la asesoría.

4. Muestre a los clientes que su local es seguro: limpieza, espacios ventilados, desinfectados, empleados con tapabocas, entre otros.

5. Resalte la disponibilidad: puede que muchos tengan lo mismo que tiene su negocio. Por eso, un valor fundametal para competir actualmente, es resaltar que usted no solo tiene lo que el cliente necesita, sino que lo tiene al alcance de su mano: una llamada, un pedido, una cuadra.

Si quiere conocer la versión completa de este artículo, no se pierda muy pronto la edición 86 de Revista Fierros, en la que tendremos un completo especial sobre todo lo que necesitan las ferreterías para tener éxito en la nueva normalidad.