Está claro que, en la forma de vivir, los espacios en los que se realizan actividades profesionales, de ocio y descanso se han visto impactados por la nueva normalidad. Por esto es un buen momento para poner la mirada en diseños experimentales, que tienen a la tecnología como  aliada.

Las personas ahora conviven con palabras como teletrabajo y distancia social, que permiten la utilización  del sentido de la vista en vez de otros sentidos. Incluso los programas de videoconferencias nos permiten instalar fondos de casa de ensueño; pero la clave está en incorporar los otros dos sentidos, cuenta Esther Rico de ESDESIGN, Escuela Superior de Diseño de Barcelona.

Así lo hicieron al diseñar la experiencia de Paraíso Secreto, para Corona, en la ciudad de México; una colaboración de Anita Fontaine, Cocolab, The Mill London y W+K. Usaron texturas de plantas, viento incluso el olfato para recrear la experiencia de estar en el paraíso, cuando las personas transitaban un interior/exterior urbano. La sesión de VR también incluía una parte de teatro, actores caracterizados que ayudaban a hacer la transición del mundo real al virtual. Lo que los ojos veían era reafirmado por tacto y oído.

¿Y es posible experimentar el hogar de otra manera, incorporar otras dimensiones?

Los Everyday Experiments de IKEA y SPACE 10 invitaron a diferentes estudios para que propusieran escenarios en los que la tecnología del mañana definiría nuestro hogar. Desde Home Applications propusieron generar una iluminación a partir de los tonos de una imagen o que una luminaria refleje en sus colores cual es la calidad del aire que vamos a respirar al salir.

Otra experiencia curiosa fue Room Shuffle realidad aumentada que nos permitiría simular la iluminación de una estancia en unas coordenadas precisas, época del año, momento del día y climatología específicas y optimizar así la distribución, evitar que la colocación de mobiliario diera lugar a una situación de deslumbramiento, zonas de trabajo mal iluminadas. Porque la luz tanto natural como artificial es capaz de sacar lo mejor de los espacios, pero también de arruinarlos sino la pensamos a la vez que el proyecto.

Para acabar una que traduce a imagen el sonido: Optical Soundsystem, generando visualizaciones a tiempo real de los sonidos y Spatial Instruments, que invita a crear sonidos utilizando la disposición de tu habitación; logran traducir forma, profundidad, color y posición de los objetos en un paisaje sonoro.