Las vitrinas y estanterías son una pieza clave para impulsar las ventas y transmitir un buen concepto de una ferretería. Muchos de los pecados más comunes, tiene que ver con esos errores que debe evitar en su ferretería al momento de ubicar una vitrina.

Se habla mucho de cómo debe ser la composición y ubicación de una vitrina. Cada sector tiene sus características y peculiaridades, sin embargo, existe algo en común para todas estas actividades que es: vender.

Una vitrina en malas condiciones genera una mala imagen, lo que se traduce en menos ventas y desinterés por parte de los clientes. Este elemento es, muchas veces, lo primero que se ve antes de entrar a una ferretería.

“Nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”

Si el cliente percibe suciedad, productos en mal estado, artículos descontinuados en exhibición, entre otros, provoca un rechazo inconsciente que predispone de otra forma la mentalidad de compra del cliente.

Siendo así, los “pecados” más comunes al ubicar vitrinas en ferreterías son:

Falta de iluminación

En ocasiones, las vitrinas no tienen la cantidad de luz suficiente para servir de imán visual al cliente. Esto tiene que ver tanto con la poca cantidad de luz, como con su calidad. Una de las principales razones para esta falta de iluminación es querer ahorrar dinero, entonces se ubican equipos de iluminación que no están al nivel de lo que requiere su ferretería.

Recuerde siempre apostar por una vitrina a la que le sobre iluminación, ya que es su primer imagen comercial.

Poco estilo en la ubicación

Todo tiene un motivo. Cuando se quiere exponer un producto, debe usar su ingenio o pedir consejos a un profesional, acerca del orden y ubicación de los productos dentro de una vitrina.

Vitrinas sin orden y con mala ubicación de los artículos, causará que la permanencia del cliente frente al escaparate sea muy corta, perdiendo la oportunidad de vender. El estilo en la ubicación de los productos debe guardar una armonía y relación entre ellos.

Productos poco atrayentes

Debe ubicar los productos más atrayentes y vistosos en su vitrina, sean o no de necesidad o de venta impulsiva. Apueste siempre por novedades o tendencias del mercado, para captar la atención del cliente.

Una vitrina llena de solo tornillos no causará la misma impresión que una donde tenga tornillos y una máquina electroportátil con sus accesorios. Esta última generará más interés por la necesidad visual que se le crea al cliente.

 

(También le puede interesar: Los “infaltables” en su vitrina)

 

Falta de matenimiento y limpieza

Muchos negocios no se interesan de la misma manera en mantener limpias las vitrinas, que el resto del negocio. Existen varios motivos como la dificultad de acceder al espacio, aunque esto no justifica la falta de mantenimiento y limpieza de la misma.

Exceso de artículos

Se deben exponer los productos teniendo en cuenta los metros o espacio del que se dispone. Algunas ferreterías optan por ubicar gran cantidad de artículos para que los vean los clientes, pero se trata de un error muy perjudicial, ya que la saturación de artículos es lo que más a los clientes.

El cerebro visualiza y digiere una cantidad determinada de imágenes por segundo y, cuando existe un exceso de imágenes, selecciona para ver las más entendibles, agradables, ordenadas, etc.

Si en vez de tener una imagen con espacios que separan un artículo de otro, se ofrece una imagen plana compacta llena de artículos, el resultado es desinterés por el exceso de producto. Por lo tanto, se debe exponer con menos productos y más ambientación.

Productos en mal estado

Resulta común ver en los escaparates de muchas ferreterías gran cantidad de artículos que se han ido dejando allí y los rayos solares van degenerando la imagen del embalaje o hasta el propio producto, mediante la decoloración y el envejecimiento.

Esto hace que el cliente piense mal de ese producto y que no genere una motivación de compra, debido a su estado visual. Los productos en mal estado dicen mucho de cómo es nuestra ferretería. En uno de los espacios más importantes de la tienda, si el interés por mantenerlo en perfecto estado es nulo, se puede hasta considerar como una falta de interés hacia los clientes.

Una de las mejores soluciones para que esto no ocurra consiste en rotar con mucha frecuencia los artículos que se exponen por otros nuevos, para que no les afecte la luz solar.

Fuente: Ferreteros online.