La Fiscalía General de la Nación ha venido siguiendole la pista de varias bandas dedicadas a la falsificación de cemento y mortero, que al ser rebajado o mezclado con otros productos, se comercializa a un valor inferior al 30 % del precio tradicional.

En Ibagué, Bogotá, Tunja y Villavicencio, el grupo de investigación logró desmantelar en 2016 una banda de 14 personas dedicadas acción delictiva. “Falsificaban las bolsas y en unos laboratorios improvisados hacían el cemento falso, que estaba hasta en un 80% por debajo de la calidad del cemento bueno”, señaló Paola Andrea Páez Peralta, jefe del Grupo Investigativo de Delitos contra la Propiedad Intelectual, las Telecomunicaciones y los Bienes Culturales.

Esta Unidad de la Fiscalía logró la captura de dichas personas que lograron vender el material falso en ferreterías de todo el país, en muchos casos haciéndose pasar por intermediarios de grandes compañías.

“En nuestro sector hay mucho competidor informal que inunda el mercado con productos de dudosa calidad, exponiendo al usuario final a costosas situaciones de desprendimiento. Hay que ser muy cuidadosos porque vender este tipo de materiales no solo es un delito, sino que atenta contra la seguridad de la construcción”, acota el vocero de Pego Perfecto.

¿Cómo reconocer cemento falso?

*Las pacas de cemento siempre deben estar selladas y contramarcadas.

*Exija garantía y acompañamiento al distribuidor.

*Evite los intermediarios.

*La contextura y el color de la mezcla deben ser homogéneas.

*Solicite la factura cuando realice el negocio.

*Si ve algo extraño en algún distribuidor, avise a las autoridades.