Sin duda, el momento que atravesamos ha generado una gran incertidumbre para todos, y por lo tanto, mantener una comunicación clara y directa sobre lo que viene pasando en los diferentes niveles de su negocio será determinante para su sobrevivencia. Así lo señala un artículo recientemente publicado en Harvard Business Review (HBR), en el que Paul A. Argenti, experto en comunicación de crisis, asegura que es necesario “comunicarse temprano y con frecuencia con sus grupos clave durante una crisis. Incluso si todavía se está tratando de comprender el alcance del problema, sea honesto y abierto para mantener la credibilidad”.

A continuación, le damos algunas recomendaciones para fortalecer los lazos con su público objetivo

· Empleados: es claro que en este momento a todos nos va a tocar apretarnos el cinturón en pro del beneficio común, y por lo tanto, a los empresarios deben tomar decisiones que varían las reglas del juego iniciales con sus empleados. Será fundamental la transparencia con sus empleados, déjelos conocer cuál es la situación que atraviesa la empresa y las medidas de contingencia que planea tomar. De esta forma logrará no solo reducir la ansiedad, sino motivarlos a trabajar aún frente al panorama de adversidad.

· Proveedores: resulta fundamental no romper las cadenas logísticas, sino entender cuáles son las posibles variaciones por parte de los tiempos y entregas de los proveedores, y adecuar los procesos de distribución y abastecimiento, extremando las medidas de seguridad. Esto solo se logrará estableciendo un canal de comunicación directo y constante con los fabricantes y llegando a una serie de acuerdos de mutua colaboración.

· Clientes: para estos momentos de incertidumbre y aislamiento, la mejor estrategia para grabarse en la mente de sus clientes y prestarles una colaboración, es darles a conocer que conoce sus necesidades y que está dispuesto a adaptarse para seguir atendiéndolos. El artículo publicado en HBR, recomienda: “concéntrese en la empatía en lugar de tratar de crear oportunidades de venta. Las empresas deberían repensar las estrategias de publicidad y promoción para estar más en línea con el espíritu actual”.

Es probable que mantener estos lazos con sus grupos de interés implique un mayor esfuerzo y trabajo, e incluso la implementación de nuevas plataformas digitales o la apertura de nuevos canales. Sin embargo, es la forma en que su negocio podrá seguir vigente en la mente de los consumidores.