Según cifras del mercado, las oficinas actuales, están reportando una ocupación entre el 40 % y 50 %. Más de la mitad de las empresas que han adoptado este modelo no han hecho adecuaciones para implementarlo.

La falta de interacción cara a cara (25 %), la disminución en la calidad de la comunicación entre compañeros (14 %), deficiencias ergonómicas en la casa (10 %), equipo inadecuado (13 %) entre otros factores, hacen parte de los retos a superar por el mundo corporativo, ahora que el modelo híbrido se ha impuesto como formato para volver a las oficinas.  

Sodexo, empresa experta en Integrated Facility Management (IFM), está fortaleciendo su experticia en esta modalidad con el reto de apoyar a sus clientes ante las solicitudes que el modelo híbrido demanda. A la fecha, el 79 % de los empleados que en la pandemia trabajaron desde su casa desean permanecer con la opción de modelo hibrido, y para Sodexo, su mejor estimado es que entre un 25 y 30 % de la fuerza laboral continúe con el home office durante múltiples días de la semana.  

Un aspecto que sorprende en Colombia y en el mundo, y que recoge Travel Perk en las cifras presentes, es que el 63 % de los espacios de oficina aún no se han adaptado al nuevo modelo de trabajo, manteniendo la misma configuración dispuesta antes de la pandemia.  

El distanciamiento social y la desinfección de manos son obligatorios en varias empresas, a lo que se suma la nueva medida del gobierno de eliminar el uso de mascarillas en municipios que cumplan con más del 70 % en esquemas de vacunación y 40 % en vacunación con refuerzos. En este sentido, según el reporte de cartera de salud, son cinco las capitales que cumplen con estos estándares: Bogotá, Armenia, Manizales, San Andrés y Tunja. 

Si su empresa es de aquella que se ha quedado rezagada antes estos cambios, a continuación, Sodexo le indica cinco tendencias clave que su empresa debe adoptar:  

1. Las oficinas están llenas de bacterias. De acuerdo con la experiencia de Sodexo, las asas (orejas) de las cafeteras, contienen niveles de bacterias hasta 34 veces superiores a otros objetos. Así mismo, como los empleados pasan mucho tiempo sentados, sus espacios de trabajo pueden contener hasta 400 veces más gérmenes que el asiento de un inodoro. Le siguen el teléfono, el teclado, el ratón y la taza de café que tampoco cumplen las expectativas de limpieza. 

Para estar al día en los estándares de salubridad, se recomienda implementar además de la desinfección ambiental, una solución tecnológica que mida los distintos componentes del ambiente interno, monitoreando en línea la calidad del aire de los colaboradores, logrando garantizar un entorno adecuado.

2. En el concepto Open Spaces, las divisiones cobran especial relevancia ya que ayudan en el proceso de recirculación del aire el cual podrá ser de forma natural o mecánica.  

3. El mobiliario juega un rol importante logrando el dinamismo de los espacios. Anteriormente las sillas en los puestos de trabajo eran ergonómicas. Ahora, todo el mobiliario deberá garantizar la salud ocupacional de los colaboradores apoyando el desempeño laboral. Escritorios “limpios” sin demasiados accesorios que a solo un clic podrán ser reservados por unas horas, salas de juntas con nuevas tecnologías que dispongan de cámaras simulando la presencia de aquellos en teletrabajo, generarán efectos claves de comunicación. 

4. Antes de pandemia las oficinas contaban con zonas de descanso o lúdicas. Ahora encontramos espacios conocidos como Resting Rooms, que sobresalen por su gran importancia para la interacción y liberación de estrés en las oficinas, componente fundamental para la salud mental, en donde los sofás, puff y cafeterías cobran especial relevancia.  

5. Optimizar los espacios al máximo permitirá generar ahorros disminuyendo, por ejemplo, el canon de arrendamiento sin recortar la cantidad de empleados, logrando así disminuir la cuenta de energía y agua. Esto permite que la empresa pueda invertir un porcentaje en el bienestar de sus colaboradores, con el fin de generar mejor engagement y retención de talento, así como invertir inicialmente en tecnología.

Así las cosas, no sorprende que las empresas de todo el mundo mencionen lo híbrido como el futuro del trabajo. En la citada muestra, el 26 % revela que este modelo brinda un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal. El 20 % siente que es más productivo, así como los horarios flexibles (13 %) significan que las personas pueden distribuir su semana laboral de acuerdo con lo que les ayuda a desempeñarse mejor. 

Sin embargo, cerramos el tema con un dato contundente. Una encuesta realizada por Global Government Forum, dentro de los que participó Colombia en los 26 países muestra, evidenció que el 48 % de los encuestados trabaja de forma remota a tiempo completo, el 30 % lo hace en el modelo híbrido y el 22 % directamente en sus oficinas; directores de entidades públicas instan a los servidores a que regresen a sus oficinas, ya que la productividad se ha minado por efectos en la virtualidad, lo que demuestra que no todos los sectores son óptimos para este modelo.