La Ley de protección de datos protege la información privada de las personas. Las empresas que tienen acceso a ella deben ser muy cuidadosas de no violar la normatividad, para no poner en riesgo la seguridad de sus clientes, su imagen de confianza y no arriesgarse a las sanciones de ley.

Estas normas regulan todos los archivos que contengan datos personales de personas naturales.

 

Tenga en cuenta estos tips para cumplir con la Ley de protección de datos personales:

  • Definir de forma concreta, la finalidad y usos que se les dará a los datos recolectados, para evitar usos indebidos de los mismos.
  • Contar con procesos y procedimientos internos que permitan la correcta modificación, actualización y eliminación de los datos cuando sea necesario.
  • Contar con altos estándares de seguridad, privacidad y de confidencialidad de la información, tanto en el manejo de los sistemas informáticos como en las contrataciones con empleados y terceros.
  • Informar de forma clara y expresa a los titulares las finalidades y tratamientos que se le darán a los datos recolectados.
  • Publicar y poner a disposición de sus empleados y colaboradores las políticas, lineamientos y prácticas que deben cumplirse para lograr una óptima protección de datos.
  • Contar con un inventario claro y ordenado de las bases de datos existentes en la empresa para posteriormente proceder con el registro ante la autoridad competente.
  • Realizar continuamente actualizaciones en temas de regulación y revisar las recomendaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio, primer aliado e instructor en tema de protección de datos.

 

También le puede interesar: Infórmese sobre el Habeas Data

 

 

¿Cuáles son las implicaciones de no cumplir con la Ley de protección de datos personales?

  • Multas de carácter personal o institucional hasta por 2 mil salarios mínimos.
  • Suspensión de las actividades relacionadas con el tratamiento de datos personales hasta por un término de 6 meses.
  • Cierre temporal de las operaciones relacionadas con el tratamiento de datos personales si no se adoptaron los correctivos ordenados en el acto de suspensión.
  • Cierre definitivo de las operaciones que impliquen tratamiento de datos sensibles de las personas.

 

La Ley 1581 de 2012, o Ley de protección de datos, y el Decreto 1377 de 2013 reconocen y protegen el derecho que tienen todas las personas a conocer, actualizar y rectificar su información.

A partir de su expedición, las empresas interesadas en recolectar datos de sus clientes deben conocer la ley, saber cuáles son los tipos de datos que existen y qué responsabilidad asumen al manejar información sensible, entre otros relacionados con la ley.