El e-commerce más allá de ser una nueva manera de hacer negocios es una forma de vida. Conozca aquí las seis reglas para sobrevivir y triunfar en la economía digital.

Por: Jimmy Calderon Estepa.

1. Reinvente la empresa:

Las personas encargadas de dirigir los nuevos negocios deben tener claro que no existen las industrias maduras, solo gerentes maduros que irreflexivamente aceptan la definición que les da alguien más sobre lo que es posible. Busque objetivos claros, pero ambiciosos rayando con lo irracional. Cuando las personas de su organización se ven obligadas a ser innovadoras y creativas podrán cumplir con el 60% a 75% de una meta irracional que comparada con una racional generalmente es más de un 100%

2. Escuche las voces nuevas:

Cuando haga reuniones de trabajo, tenga en cuenta lo siguiente: 1. invite gente joven (aportan energía y creatividad). 2. Invite gente que no tenga nada que ver con el objetivo de la discusión. 3. Invite a los recién llegados a la compañía.

3. Diversifique su negocio:

La nueva regla dice divídete y vencerás. Las compañías deben manejarse como un portafolio de acciones, no se puede apostar todo a una sola línea de producto o servicio. Es necesario cubrir los riesgos atacando varios mercados, productos, servicios, etc. Todo mercado es atacable si usted tiene o puede desafiar las reglas existentes, dar a los clientes una mejor opción, más divertida, y alterar a los empleados complacientes.

4. Dígale sí a la innovación:

Diseñe un mercado abierto de ideas: En Silicon Valley no hay prejuicios sobre quién es capaz de inventar un concepto de negocio. A nadie le importa la edad, los MBA, ni en donde ha trabajado o si usa Levi´s o Armani; Lo importante es lo que piensa y su capacidad de visión.

5. Acote los riesgos:

Disminuya el riesgo cuando está experimentando: un gerente temerario, en esta época puede ser muy peligroso, lo mejor es ser osado pero calculador, haga movimientos pequeños, pero con agilidad; haga apuestas pequeñas, muchas apuestas pequeñas.

Piense en sus experimentos como si fueran una cartera de opciones; celebre la explotación, es una regla importante de diseño para crear organizaciones que son consistentemente revolucionarias.

6. Déle poder a sus gerentes:

Imite su proceso de crecimiento: cuando estamos en el vientre de nuestra madre todos nos formamos de una única célula, que se convierte en dos, cuatro, ocho y así sucesivamente hasta convertirse en órganos, huesos, tejidos, etc.

Con las organizaciones debe ser lo mismo, cada vez que exista una oportunidad clara de negocio divídase, entregue un presupuesto un gerente de proyecto, independícelo, y ayúdelo al mismo tiempo. Esté dispuesto a recoger los pedazos y seguir en caso de que fracase y si triunfa esté dispuesto a dividirlo de nuevo.

Recuerde, lo peor que le puede pasar es el conformismo, entonces, si no está roto, rómpalo.

Encuentre acá la edición 91 de revista Fierros.