El próximo 1 de junio vence el plazo para que los grandes contribuyentes se acojan a la facturación electrónica. Para el resto de las empresas colombianas, el cambio tendrá que darse a partir del 1 de enero de 2019.

La firma de consultoría BDO, realizó una encuesta con el fin de conocer la opinión de los empresarios colombianos sobre el tema de facturación electrónica.

La encuesta fue respondida por gerentes generales y administrativos, contadores, coordinadores de gestión, tesoreros y consultores independientes de empresas pertenecientes a los principales sectores de la economía nacional.

 

¿Qué reveló la encuesta?

 

Con un 95% de tendencia positiva, la encuesta reveló que las compañías colombianas consideran que la medida sí les reportará beneficios a sus compañías.

Con respecto a este tema, los encuestados afirman que esta medida conduce a las empresas a tener agilidad en sus procesos internos, una facturación más organizada, crear una cultura digital interna, y mejorar el control y eficiencia para su mejor desempeño en el mercado.

Frente al conocimiento general sobre la obligatoriedad de las empresas del país para implementar la norma, el 92% de los encuestados dijeron saber de ella, mientras el 8% restante aseguraron no estar bien informados o no conocer los detalles de esta medida reglamentaria.

Al consultar a los encuestados con respecto a la fecha en la que comienza la obligatoriedad de la norma, BDO encontró que el 51% piensa que es en el 2018, el 46% que es en el 2019 y el 3% no respondió, confirmando así que no existe una unificación de la información al respecto.

 

También le podría interesar: Comience a utilizar la factura electrónica

 

Por otra parte, la Firma consultora quiso saber si los encuestados consideraban que esta medida les llevaría a pagar más impuestos, y encontró como respuesta un rotundo no, de lo cual se infiere que todos los consultados entienden la norma como un beneficio para sus organizaciones que no generará un impacto tributario.

Por último, al preguntar: ¿Considera usted que esta nueva medida es segura?, o al ser un proceso electrónico ¿puede vulnerar la seguridad de su proceso de la facturación?, el 69 % de los consultados contestaron que para ellos sí lo es, mientras que para el 18%, el proceso puede generar vulnerabilidades y el 13% decidió no responder.

Con la expectativa de la DIAN, de lograr que más de 450.000 empresas colombianas entren en este régimen y teniendo en cuenta que tan sólo unas 500 lo han hecho hasta este momento, se espera en lo que falta del año por lo menos 4.400 adopten la medida.

Países como Chile, Perú, México y Brasil; ya facturan electrónicamente y son los líderes en Latinoamérica en este sentido.