El objetivo ha sido asegurar la seguridad de los empleados, abastecer a los clientes y apoyar a las comunidades.

En el primer semestre de 2020, Henkel se ha visto sustancialmente afectada por la importante recesión económica mundial y la fuerte disminución de la demanda en muchas industrias.

Durante esta crisis global sin precedentes, Henkel ha señalado que sus prioridades son proteger a los empleados, abastecer a los clientes, garantizar la continuidad del negocio y apoyar a las comunidades.

Gracias al extraordinario espíritu de equipo y al compromiso de nuestros empleados en todo el mundo, hemos sido capaces de lograrlo en el primer semestre de 2020. El amplio abanico de nuestro portfolio en los negocios de consumo e industriales nos ayudó a equilibrar el impacto de la crisis en nuestro rendimiento general de ventas y beneficios: en los primeros seis meses de 2020, logramos ventas de alrededor de 9.500 millones de euros, un beneficio operativo de 1.200 millones de euros y un margen EBIT del 12,6%. Pagamos el dividendo completo para 2019 a los accionistas, y pudimos generar un flujo de caja libre muy fuerte y mejorar aún más nuestra posición financiera neta”, indicó Carsten Knobel, CEO de Henkel.

De igual forma, señaló que durante la emergencia, la empresa no redujo la jornada laboral, tampoco solicitó ayudas gubernamentales. En resumen, “logramos un desempeño sólido en general en un entorno excepcionalmente desafiante”, dijo.

Henkel registró ventas de 9.485 millones de euros en el primer semestre de 2020. Esto supone una disminución de -6,0% en términos nominales y -5,2% en términos orgánicos respecto al primer semestre del año anterior.

Esta compañía también logró un beneficio operativo ajustado de 1.191 millones de euros en los primeros seis meses de 2020, un -27,5% menos que el año anterior. El margen EBIT ajustado fue de 12,6%, -370 puntos básicos por debajo del mismo período del año anterior.

Por otro lado, Henkel ha desarrollado un marco estratégico claro. Incluye: un porfolio ganador, una ventaja competitiva, particularmente en las áreas de innovación, sustentabilidad y digitalización, un modelo operativo preparado para el futuro, así como una fuerte cultura corporativa. “Este marco estratégico nos ayudará a ganar en esta nueva década con un claro enfoque en un crecimiento con propósito”, explica Carsten Knobel. “Desde su anuncio en marzo, ya hemos avanzado positivamente en el inicio de las primeras acciones y la implementación de medidas”.

Un elemento clave de la dirección futura de Henkel es una gestión activa del porfolio. Henkel ha identificado marcas y categorías con un volumen total de ventas de más de mil millones de euros, principalmente en sus negocios de consumo, de las cuales se identificaron alrededor del 50% para ser desinvertidas o descontinuadas durante 2021.

A pesar de las incertidumbres actuales del mercado, Henkel confirmó que las medidas de porfolio se ejecutarán en el plazo anunciado. En el transcurso de este año, Henkel ya ha descontinuado negocios y ha firmado desinversiones con un volumen total de ventas de alrededor de 80 millones de euros, principalmente en la unidad de negocio de Adhesive Technologies.

Con el fin de fortalecer aún más su ventaja competitiva, Henkel se centrará en acelerar innovaciones de alto impacto, impulsar la sustentabilidad como un factor diferenciador y transformar la digitalización en un creador de valor para el cliente y el consumidor.

Henkel apunta a acelerar innovaciones de alto impacto, apoyadas por mayores inversiones. Esto incluye un enfoque mejorado de la innovación. Las innovaciones y las marcas serán respaldadas con inversiones consistentes en categorías y regiones. Por lo tanto, Henkel se compromete a aumentar aún más las inversiones de crecimiento en publicidad, IT y digital. En los primeros seis meses de este año, y a pesar de los desafíos macroeconómicos, Henkel ha intensificado estas inversiones por un alto importe de dos dígitos en millones de euros.

Henkel también amplió su herramienta de diseño de reciclaje “EasyD4R” que permite evaluar de manera rápida y fiable la reciclabilidad del packaging en una fase temprana del proceso de desarrollo. El software, que se puso también a disposición de otras empresas y organizaciones, ahora analiza no solo diferentes tipos de envases de plástico, sino también materiales como papel, vidrio o aluminio.

Junto con la innovación y la sustentabilidad, Henkel definió a la digitalización como una palanca clave para fortalecer su competitividad. En el primer semestre, Henkel registró un fuerte incremento en las ventas digitales de más del 60% combinando Beauty Care y Laundry & Home Care.

Medidas para abordar la pandemia de COVID-19

La pandemia de COVID-19 impactó a todos los ámbitos de la vida y afectó fuertemente a la economía mundial. En esta crisis, la salud y seguridad de los empleados, clientes y socios comerciales son la máxima prioridad para Henkel.

La empresa introdujo una amplia gama de medidas de protección desde el inicio de la crisis. Al mismo tiempo, Henkel hizo grandes esfuerzos para continuar sus actividades comerciales, y abastecer a clientes y consumidores en todo el mundo.

Además, Henkel lanzó un programa de solidaridad global que incluye donaciones financieras, por ejemplo, para el Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Fundación de las Naciones Unidas (ONU), y otras organizaciones seleccionadas en todo el mundo.

“Tendremos que adaptarnos constantemente a medida que evolucione la crisis. Reaccionaremos de manera flexible y rápida a las interrupciones en nuestros mercados y nos adaptaremos contantemente al cambio abriendo nuevos caminos”, resumió Carsten Knobel. “Estoy convencido de que, con nuestro comprometido equipo global, nuestro nuevo marco estratégico centrado en el crecimiento con propósito, nuestro sólido balance y flexibilidad financiera, así como nuestra capacidad para generar un flujo de caja sólido, estamos bien posicionados para afrontar esta difícil situación y saldremos más fuertes de la crisis”.