Más de un año después del inicio de la pandemia, son muchos los ferreteros que ya pusieron en marcha la digitalización de sus negocios.

Ser cada vez más digitales, usar las herramientas tecnológicas y atender a un cliente omnicanal, son retos que desde hace bastante tiempo tienen los ferreteros. Pero con la llegada de la pandemia en 2020, estas necesidades se ha hecho cada vez más urgentes.

La respuesta en muchos casos ha sido positiva, y efectivamente vemos dentro del sector ferretero múltiples casos de negocios, que con grandes o pequeños pasos se han ido digitalizando y abriendo las puertas de sus ferreterías a la oferta tecnológica. Claro está, haciendo significativos cambios para adaptar sus negocios a los lenguajes y dinámicas del mundo digital, especialmente aquellas características que los hacen únicos como la proximidad y la cercanía del servicio.

En el marco del programa #MásFerreteroQueNunca de la Cámara de Comercio de Bogotá, con el que se busca apoyar la digitalización y crecimiento del sector, Juan Carlos González, vicepresidente de competitividad de la entidad, asegura que, “gracias a las cifras de vinculación de más de 300 empresarios a las actividades realizadas a la fecha, es posible evidenciar que el grado de aceptación de estos negocios frente a la digitalización es alto. Los empresarios en general son conscientes cada vez más de la importancia de contar con canales de ventas digitales, y el sector ferretero no es la excepción. Ya se puede ver la presencia de este mercado en internet”.

Lea también la edición 91 de Fierros acá.

Aunque los datos se refieren solamente a Bogotá, son muestra no solo de la apertura que ya se está dando en general en el sector, sino de algo muy relevante y es que los ferreteros si están listos para convertirse en un segmento digital.

Ser tradicional, no choca con la adaptación a estas herramientas, y por el contrario, son muchas las oportunidades que se abren para el crecimiento, tanto para las ferreterías grandes con músculo financiero, como para aquellas que aún están en etapa de crecimiento y consolidación.

Vale la pena resaltar que, con el uso de las los instrumentos digitales como alternativa para seguir en contacto con los clientes en medio de los cierres y cuarentenas, se han evidenciado sus costos accesibles y facilidades de uso para todo tipo de ferreterías. Lo que va en contravía de la creencia de que solo los grandes negocios están listos para adoptarlas.

Tal como señala González, lo que necesita una ferretería para digitalizarse, es tiempo y dedicación para el mejoramiento de algunos de sus procesos internos. Así mismo, advierte que no se debe caer en el error de creer que el primer paso es invertir en la creación de canales de venta digitales, sin conocer de qué forma administrarlos. “Como primer paso, se sugiere empezar a utilizar herramientas sencillas y gratuitas que permitan al ferretero entender estos nuevos canales de venta, para luego desarrollar y mejorar sus estrategias con más inversión y conocimiento digital”.

Le recomendamos: La revolución digital en la venta de productos ferreteros.

Por otro lado, asegura que dentro de las estrategias del programa que vienen desarrollando, la idea es “comenzar con una implementación completa de herramientas gratuitas como, por ejemplo, Google mi negocio, que permite la geolocalización del negocio en motores de búsqueda facilitando que los potenciales clientes de la ferretería la visiten. Se debe contar además con una línea de atención al cliente con Whatsapp Business, la cual es una herramienta que facilita el servicio al cliente óptimo en medios digitales. Finalmente, es recomendable contar con un perfil empresarial en Faceboook que ayude a mejorar su presencia en redes sociales”.

Con una búsqueda rápida en internet, es posible darse cuenta que hay un sinfín de opciones para obtener mayor visibilidad, abrir nuevos canales y mejorar ventas para los negocios de comercio minorista y mayorista en la actualidad. Y así como hay unas que tienen costos más elevados y resultados garantizados, también hay otras de bajo costo o hasta gratuitas, que, de acuerdo con la experiencia, también pueden generar excelente respuestas.

Todo radica en dedicar tiempo a entender qué es lo que más se ajusta a cada negocio y, más que dinero, cuáles son los recursos que realmente necesitan dichas herramientas para ser más funcionales.

Por ejemplo, González señala que “el desarrollo de un sitio web con contenido de valor y ofertas atractivas para el cliente, es fundamental para este posicionamiento. En cuanto a redes sociales, se requiere trabajar una estrategia de comunicación y contenidos que permita a la ferretería conectar con su segmento de mercado en redes. Este tipo de estrategias suelen ser complejas inicialmente, pero con capacitación en canales digitales es posible desarrollarlas por parte del ferretero”.

Además, es importante que, a diferencia de otro tipo de negocios como puede ser una tienda o super mercado, en los que el cliente va por lo que necesita, recordemos que a la ferretería también se va por asesoría. En este sentido, el reto es entender cómo mediante el uso de este tipo de canales digitales, el ferretero sigue potenciando ese diferencial.

Al respecto comenta González: “el ferretero puede automatizar hasta cierto punto estos canales para dar una respuesta oportuna y acertada sin descuidar su negocio físico, pero el reto está en no automatizar toda la atención al cliente, dado que no es recomendable delegar completamente en una máquina la interacción total con el cliente. Estas líneas de atención deben considerar tales detalles y conocer a sus clientes para fortalecer esa confianza y cercanía por medios digitales como lo son WhatsApp y Facebook Messenger, por ejemplo”.

Los retos para los ferreteros

De acuerdo con David Sogamoso, gerente comercial de la ferretería Soelco, que actualmente cuenta con un desarrollo digital que viene trabajando desde hace algunos años, los principales retos en este sentido son:

  1. Avanzar al ritmo de la tecnología.
  2. Aplicar métricas.
  3. Pensar primero en el cliente.
  4. Lograr el compromiso de todas las áreas.

Por su parte Pier Triviño, gerente de la ferretería Proveedora de Eléctricos, asegura que desde su punto de vista la transformación digital de las ferreterías es lograble, pero es compleja, debido a la gran cantidad de procesos que implica. Así mismo, señala la importancia de tener conocimientos de publicidad y de marketing, pues no se trata solo de contar con herramientas y que funcionen solas. “Es necesario saber qué imágenes quiero usar, a qué unidades de negocio me quiero dirigir, qué pasos tiene el proceso, etc.”.

Lo anterior, es muestra de que el reto de la transformación digital ferretera radica mucho más en la dedicación de tiempo y esfuerzo del ferretero para hacer cambios con base en su conocimiento, que en hacer grandes inversiones. Esto ya que cualquier dinero que se dedique para este fin, en gran o pequeña cantidad, solo va a tener los resultados esperados, dependiendo de la buena gestión que se haga en función de las características del negocio.

Le puede interesar: Mercado de mejoras en el hogar muestra signos de recuperación.