En el marco del III Foro Latinoamericano de Infraestructura 20-21, los exponentes resaltaron la importancia de este segmento en la reactivación.

Como bien es conocido, la región ha sufrido el impacto de la pandemia del COVID-19 en su economía, por lo que el CAF (banco de desarrollo de América Latina) resaltó que el fortalecimiento de la infraestructura podría liderar la recuperación.

Esto se debe a que este segmento aporta en la generación de empleo e impulsa a otros sectores (a través de la demanda de implementos), por lo que, de acuerdo con Ángel Cárdenas, director de Proyectos Región Sur de CAF, esto lo hace prioritaria para los gobiernos y empresas.

La primera clave para que la infraestructura apalanque la reactivación, conforme al experto, es realizar intervenciones públicas sencillas para generar empleo e ingresos; la segunda, generar una cartera planificada de proyectos prioritarios con adecuada preinversión y atractiva a los inversionistas privados.

Por otro lado, en sus palabras de introducción al evento, dijo que era relevante realizar reformas para un adecuado ambiente de negocios, como reglas fiscales para apoyar la inversión pública o la introducción de arreglos institucionales para garantizar la calidad de la planificación e implementación de una estrategia de largo plazo en infraestructura.

Consulte proveedores de acero acá.

Según explicaron, en este sentido, la movilización de recursos privados hacia la inversión en infraestructura es fundamental para complementar los esfuerzos de los países, así como la estabilidad macroeconómica y política y la capacidad del sector público de planificar e implementar las iniciativas.

De la misma manera, para atraer dicha inversión en el corto plazo son importantes los marcos regulatorios claros y contratos con distribución clara de los riesgos y responsabilidades; mecanismos de financiación adecuados: bancos y mercados de capitales y una mitigación de riesgos adecuada.

El rol de CAF

CAF —que tiene misión impulsar el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante el financiamiento de proyectos de los sectores público y privado, la provisión de cooperación técnica y otros servicios especializados—  apoyó en los últimos 24 años la ejecución de 86 proyectos de infraestructura para la integración, los cuales totalizan una inversión de USD 32.116 millones.

Igualmente, según Cárdenas, por eso desde CAF -banco de desarrollo de América Latina- han apoyado la preinversión de ocho proyectos de integración regional en siete países en los que se invertirán más de USD 3.000 millones en los próximos años.

“En los últimos 24 años, hemos apoyado la ejecución de 86 proyectos de infraestructura para la integración, los cuales totalizan una inversión de USD 32.116 millones, incluyendo USD 12.461 millones (38,9%) con financiamiento directo de CAF. En el sector vial (70%), energía (17%), ferrovías (7%), logística (3%), telecomunicaciones (2%), e hidrovías (0,4%)”, puntualizó Cárdenas.

Le puede interesar: Estrategias para que las ferreterías vendan en los nuevos canales.