4268

Maridos en Alquiler y Don Maestro son dos marcas ferreteras que se enfocaron en solucionar las necesidades de las casas,enfocándose en una primera etapa, en el mercado femenino, facilitándoles herramientas, servicios de plomería y construcción en general.

Maridos 24 horas al día

Maridos en Alquiler empezó como el deseo de Jesús Alberto Ríos Mazo, fundador de la empresa, de crear un negocio que se diferenciara de los otros. Le apostó a ofrecer un servicio rápido, de calidad y económico, debido a que los repuestos los consiguen de la ferretería que lleva el mismo nombre.

A pesar de que no sabía nada del sector, decidió apostarle a este gracias al potencial que vio en él. Además, cuenta Jesús Alberto que, encontró apoyo en las personas que ya tenían experiencia. Fue así como el 28 de junio de 2004, con tres empleados y un local de 40 metros, comenzaron a ofrecer servicios como plomería, soldadura, cerrajería, entre otros, las 24 horas del día.

Con casi 12 años de experiencia y 35 empleados, es una de las empresas más reconocidas en la ciudad, siendo referente de muchas otras que ahora están surgiendo. “Pegamos desde un chazo hasta la construcción de su vivienda”, ese es el lema Maridos en Alquiler, que lleva ese nombre porque hace la labor de los esposos, solucionando esas urgencias que se presentan en las casas.

Entre los deseos de su fundador está el poder incursionar en otras ciudades como las del Eje Cafetero y Bogotá. Por ahora continuará mejorando ese servicio que llegó para responder a las necesidades de todas las amas de casa, profesionales y quienes requieran una mano en su casa.

Don Maestro: cumplimiento como factor diferenciador

”Al principio tuvimos problemas con el cumplimiento de algunos trabajadores, pero de todo eso fuimos aprendiendo” , explica Javier Tovar, gerente de Don Maestro, una empresa de Medellín especializada
en reparaciones y reformas en albañilería, pintura, electricidad y plomería que presta sus servicios tanto a hogares particulares como a inmobiliarias desde el 2014.

La conformación de un equipo sólido y responsable, que responda a múltiples necesidades es fundamental en el negocio, pues según Javier, uno de los problemas más recurrentes en el sector es el incumplimiento. Por eso, Don Maestro eligió como factor diferenciador la puntualidad en la entrega, la garantía de tres meses, el servicio al cliente y la alta calidad de sus materiales a precios justos.

Para garantizar su promesa comercial y cubrir todas las necesidades del hogar, cuentan con un vehículo, cuatro empleados y contratistas externos y también prestan servicios de mantenimiento de fachadas, apertura de puertas y adecuación de espacios seguros para los niños. Además, están considerando abrir un depósito propio para reducir los tiempos que necesitan para hacer de casas y apartamentos los espacios que las familias desean.