El objetivo de la innovación va de la mano con la simplicación en el manejo de herramientas, y esto aplica perfectamente en las nuevas herramientas que ofrece el mercado para trabajos pesados de carpintería, plomería o mécanica.

De a poco empiezan a ser tendencia: las herramientas inalámbricas, que ya alcanzan una gama amplia de taladros, pulidoras, sierras, atornilladores, llaves de impacto, guadañadoras, y similares, son una opción segura y óptima de realizar las tareas para las que están diseñadas.

“Estas herramientas permiten desarrollar fácilmente y de manera más segura trabajos en altura, además de otras prestaciones como trabajos en lugares aislados y con difícil acceso a la electricidad ofreciendo poder y energía en sus instrumentos”, explica Diego Vásquez, especialista en herramientas inalámbricas Bauker.

Específicamente las herramientas inalámbricas de la firma Bauker incluyen la tecnología Ion de litio, lo cual otorga una potencia de trabajo de 18V par auna mejor duración y un desempeño —por encima de las baterías de níquel/cadmio—. 

Puede leer: conozca las ventajas de las herramientas inalámbricas

Más alla de su rendimiento, estas herramientas poseen características de diseño optimizadas; permiten un manejo liviano y versátil, por ejemplo, un taladro percutor ½. alcanza un peso de 1,82 kg. En sus especificaciones sobresalen su mango ergonómico, la velocidad variable que se eleva de 0 y 10.000 RPM (dependiendo de la herramienta), la rapidez en la carga de la batería de 30 minutos para baterías de 2 AMP y 50 minutos para baterías de 4 AMP.

El valor de la batería y el cargador puede llegar a ser el 50% total de la herramienta, por lo que comprar un taladro con una batería que podrá compartirse con otra herramienta, significará que a partir de la segunda compra habrá un ahorro valioso que puede invertirse en otras herramientas.

Le sugerimos: aumenta la importación de herramientas eléctricas