Con su enfoque regional, la marca tiene en su horizonte convertirse en la más importante de la categoría de ferretería con autoservicio en toda la cuenca del Caribe.

Georg Blohm en el año 1829 llegó a Venezuela desde Hamburgo, donde fundó su primer establecimiento, el cual se disolvió por un decreto gubernamental que afectaba a todos los descendientes alemanes después de la II Guerra mundial.

Pero esto no detuvo a sus descendientes, quienes siguieron en actividades desde la hotelería hasta la metalmecánica. Y en los años 60 crearon una cadena de tiendas por departamentos, Beco, y en 1992 la primera ferretería autoservicio EPA.

La ferretería EPA desde sus inicios buscó ser un concepto pionero que correspondía a la categoría de ‘bricolaje para el hogar’. Aunque en Venezuela la mayoría de las ventas se registra todavía en las ferreterías tradicionales, este concepto ha ganado un gran terreno.

Inició su expansión internacional en 2004, siendo el primer concepto venezolano de comercio masivo en exportarse con éxito, por lo que Centroamérica se convirtió en un área ideal para esto, Costa Rica fue la primera a donde llegó en el 2005, y donde se ha hecho líder en el mercado ferretero.

De igual manera, en El Salvador está presente desde 2011. Y eso no solo se queda allí, este año la empresa espera abrir sus dos primeras tiendas en Guatemala, y una quinta en Costa Rica para el 2016, más de la mitad de los que abrió en Venezuela durante sus primeros 23 años.

EPA introdujo a los mercados regionales novedades como las cajas de autopago y el alquiler de herramientas especializadas, entre otros. Aunque maneja en su catálogo las principales marcas internacionales, incentiva en cada uno de los lugares donde trabaja la incorporación de proveedores locales.

Esta decisión estratégica apuntó a una región de clase media y que todavía no había sido acogida por empresas como la estadounidense Home Depot o la chilena Sodimac. “Nosotros vamos allá donde haya clientes que nos prefieran”, condensa la fórmula de EPA su gerente general, Juan Francisco España.

Aunque en Venezuela no se ha generado un ambiente estimulante para desarrollar un negocio al por menor, después que Nicolás Maduro en el año 2013 decretó el llamado “Dakazo” para confiscar la mercancía y subastarla a “precios justos”. Pero ante la historia detrás de la empresa, solo queda como un incidente más.

Se venderá cemento solo por Internet:

En los últimos días ferretería EPA realizó un comunicado de prensa explicando que de ahora en adelante solo venderá cemento por Internet, y donde aseguran que no acogen a quienes compran y venden este producto, además de solicitar la colaboración de todos sus clientes para llevar a cabo correctamente esta gestión.