Vivimos en un mundo donde el tiempo no alcanza para realizar todas las actividades que tenemos que desarrollar todos los días, lo que afecta nuestra calidad de vida. ¿Por qué pasa esto?

Principalmente, porque tenemos malos hábitos y le damos prioridad a las cosas equivocadas. Sacrificamos calidad por cantidad, lo que afecta directamente nuestra productividad.

Las urgencias hacen que caminemos generalmente hacia actividades que en realidad no queremos hacer porque la presión es muy grande. Este concepto ha hecho que la generación de ahora sea multitareas pero que pierda salud, felicidad y relaciones personales.

Recordemos que el tiempo es el recurso más importante del ser humano y como lo usemos se hará posibles nuestros sueños. Mientras que si se invierte de mala manera, puede que su vida pierda el sentido y termine haciendo nada.

Conozca a continuación algunos de los errores de organización que hace que el tiempo sea perdido:

1. Tener un flujo de trabajo reactivo
Debemos ayudarle a las pesonas, pero no pasar todo un día contestando correos o solicitudes de otras personas porque esto nos implica dedicarle tiempo productivo a cualquier tarea. No todas las solicitudes que recibes están relacionadas con tus objetivos principales, pero si se distrae en cualquier tipo de ayuda, el tiempo se va sin mayor ganancia.

2. No cuidar el tiempo creativo
Ningún ser humano es un robot o máquina de fuente de energía interminable. La mente suele consumir el 20% de energía del cuerpo, lo que quiere decir que nos agotamos cada vez que le colocamos atención a este tipo de cosas.
Por eso hay que conocer bien en qué invertir la energía del cuerpo.

3. No tener una rutina
Tener una rutina ayuda a los seres humanos a ser más efectivos con su tiempo y energía. Los habitos y las acciones que se realizan durante las primeras horas del día son las que ayudan a trabajar la mentalidad, cuidar la salud y enfocarse en prioridades antes de salir de casa.
Esto permite preparar el terreno para elevar los niveles de enfoque y afrontar de manera más serena los imprevistos del día a día. La productividad empieza en la mente y cómo la cuidas para que sea más productiva.

4. Las interrupciones no deben gobernar tu día
Cada vez que dejamos de colocarle atención a una tarea tardamos entre 3-5 minutos tratando de recuperar la atención.
Si se suma ese tiempo cada vez que brincamos de una tarea a otra, pues se podría ver la pérdida de tiempo que tenemos diariamente. ¿Es en realidad necesario contestar cada mensaje? ¿Cada meme enviado en whatssapp? ¿Es necesario salir corriendo a ver que dice ese nuevo correo?

5. Multitareas
Es mucho más efectivo colocarle atención a las cosas de manera unitaria, ya que si se hacen mil cosas a la vez se puede caer en el error y en la confusión.
Saltando de una a otra tarea lo único que estamos haciendo es perdiendo el tiempo y el flujo que llevábamos. Podemos cometer errores cuando nuestro enfoque no es el correcto.

Finalmente, para que una organización funcione con éxito es fundamental optimizar y organizar el tiempo. Así se logra tener una excelente vida laboral y personal.

Información tomada de: www.1000ideasdenegocios.com