El tamaño, el material, la forma y el modelo de cabeza son aspectos necesarios a tener en cuenta a la hora de elegir el tornillo adecuado para la fijación que se desee hacer. ¿Cuál es el diámetro? ¿Existe una herramienta específica para determinar el paso? ¿Debe ser grueso o fino? ¿Cómo debe medirse la longitud?

Ante estas preguntas en Fierros le damos una guía para que pueda elegir correctamente los tornillos que necesite.

Según su materia los tornillos pueden ser:

Metálicos: son la mayoría y son conocidos como los más resistentes. Por lo general se usan para montajes que requieren una alta resistencia a la humedad, como por ejemplo en exteriores.

Plásticos: comúnmente se usan para labores de fontanería porque no se oxidan.

De latón: Se utilizan mucho para trabajos sobre madera y montajes decorativos.

Según su uso los tornillos pueden ser:

Para madera: por lo general se usan tornillos de cabeza plana, ya que pueden apretarse y quedar al ras con la madera.

Para paneles de yeso: para este material se usan tornillos cabeza de trompeta que permiten atornillar rápidamente. De igual forma, tornillos con cabeza avellanada y roscada en el vástago por la facilidad a la hora de atornillar.

Para tirafondos: se usan tornillos de cabeza hexagonal ya que por lo general son más gruesos que los demás y fijan cargas más pesadas. Se atornillan con llave plana, llave de pipa o tubular.

¿Cómo medir e identificar el diámetro de roscas, tornillos, pernos y otras variantes? Aquí le damos estos consejos para que tome una buena decisión a la hora de elegir un tornillo:

1. Los primero que debe hacer es determinar si la rosca es macho o hembra y esta comprobación es simplemente visual. Las piezas macho tienen una rosca externa, mientras que una pieza roscada hembra tiene una rosca interna.
2. Posteriormente, debe determinar si la rosca es cilíndrica o cónica. Esta comprobación también es visual. Sin embargo, para evitar cualquier ambigüedad, se aconseja corroborarlo midiendo el diámetro externo de la rosca con una herramienta de medición, como un calibre.
3. Para medir el diámetro de la rosca, se debe usar el calibre para medir el diámetro externo de una rosca macho o el diámetro interno de una rosca hembra, teniendo en cuenta que si la rosca es cilíndrica, medimos cualquier hilo de cresta a cresta. Si la rosca es cónica, medimos el cuarto o quinto hilo de cresta a cresta.
4. Por otro lado, se debe medir el paso de la rosca, para lo cual hay varias formas, aunque en el caso de las roscas para tubos la más conveniente es mediante el uso de una galga o peine para roscas, una herramienta de medición muy sencilla y económica, apta para medir roscas tanto externas como internas.
5. Luego de las mediciones anteriores se procede a identificar la rosca.