A pesar de que esperábamos que 2020 fuera un periodo de crecimiento, se ha tornado bastante complejo. Desde hace varias semanas nos hemos visto golpeados por una situación inesperada, que nos ha puesto ante un panorama incierto y para el que pocos estaban preparados. Pero ojo, no es el fin del mundo.

Aunque la crisis dure un tiempo, incluso más del que esperamos, y aunque desde ya tenemos que empezar a asumir que probablemente se den cambios permanentes en el mercado, este no es momento de replegarse y esperar a que pase la tormenta; es cuando debemos pensar rápido y aplicar nuevas estrategias que nos permitan no solo sortear el mal momento sino salir fortalecidos.

Tengamos en cuenta que en medio de la crisis, una de las cosas que ha quedado clara es el importante rol que tienen las ferreterías para las comunidades en el mundo. Desde Italia, en donde a pesar de la cuarentena las ferreterías pudieron permaneces abiertas debido a que fueron declaradas como establecimientos de primera necesidad; pasando por Estados Unidos en donde la Asociación de Ferreteros de Norte América (NARH) demostró que las ferreterías han sido fundamentales en momentos de emergencia y catástrofes; y llegando a Argentina, que también ha reconocido el papel prioritario de este tipo de establecimientos, se ha dejado clara la necesidad de las ferreterías para los ciudadanos.

Incluso en Colombia hemos visto como fabricantes de productos para el sector ferretero se han unido a la causa, aportando insumos para la edificación de espacios y estructuras para el cuidado de los contagiados.

Pero además, no debemos olvidar que durante los últimos años el sector ferretero en Colombia ha tomado un papel protagónico, representando el 2,5% del PIB, generando ganancias que superan los 18 billones de pesos, completando más de 40 mil estableci¬mientos alrededor del país. De modo que se han convertido no solo en el motor de la eco¬nomía de millones de familias, sino en un segmento determinante para la construcción, la industria y los consumidores finales que, animados a realizar cada vez más proyectos de bricolaje, han incrementado su interés por las compras ferreteras.

Es así que, hay mucho terreno ganado y es el momento de explotar todas estas fortalezas que con el tiempo se han adquirido. Los grandes analistas en Colombia y alrededor del mundo han coincidido en que una de las principales claves para salvar las empresas de esta crisis, es el liderazgo: contar con una cabeza que sepa transitar el periodo de crisis, aceptar la pérdida, y arriesgarse a asumir nuevos retos adaptándose a las condiciones.

Esta es una invitación a que, entendiendo la crisis como un periodo pasajero, no pierda el foco y sepa llevar su negocio. No dude en comunicarse con Revista Fierros a través de su página web y redes sociales, y contarnos sobre las diferentes dudas que tiene en estos tiempo de incertidumbre, así como los temas que le gustaría que abordemos en nuestros diferentes contenidos.

También le puede interesar: Las herramientas que necesita su ferretería para sobrevivir a la crisis