En el último año se ha demostrado la relevancia que está teniendo el comercio online para que las ferreterías mantengan su nivel de ventas e incluso las incrementen en condiciones extraordinarias, como las que se han vivido a consecuencia del coronavirus.

No obstante, diversos estudios revelan que los puntos de venta físicos seguirán teniendo una importancia relevante en la experiencia de compra del usuario.

Expertos de Google en el sector retail investigan el crecimiento que algunas tiendas han experimentado y cómo han sobrevivido muchas otras con esta situación excepcional. Los datos muestran que para 2024 las compras se seguirán haciendo offline, a pesar de que la transformación digital está acelerando el mundo online.

Lo invitamos a visitar nuestros especiales de contenido y descargar nuestra última edición de Revista Fierros aquí

Lo verdaderamente importante, dicen, es el lugar que los clientes eligen y no dónde hacen las transacciones, por lo que las tiendas que tengan una oferta digital sólida tendrán más posibilidades de aumentar sus ventas, aunque al final el cliente decida comprar en tiendas físicas.

La realidad afirma que los minoristas han comenzado con una transformación digital y que los marketplaces han crecido a través de una estrategia multicanal en empresas locales con alta cuota de mercado o negocios online que incluyen poco a poco tiendas físicas.

Los consumidores van a seguir haciendo compras en tiendas físicas, pero a esta acción le acompaña un crecimiento de la inversión online. La solución está en ofertar la mejor experiencia en ambos formatos para poder recibir buenos resultados. Aunque hay que destacar que los consumidores darán preferencia a las tiendas digitales, a pesar de que la compra se haga finalmente en formato físico.

Otros temas de interés: El sector del bricolaje crece un 5,3 % respecto a 2020