La domótica es el conjunto de técnicas orientadas a automatizar una vivienda e integrar la tecnología en los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar o comunicaciones.

Esta tendencia, que estará muy presente en el 2020, surge como opción para los consumidores interesados en automatizar tareas domésticas desde cualquier dispositivo móvil con la facilidad de un clic.

Estas aplicaciones se realizan a sistemas de sonido, sensores, alarmas, controles de iluminación, circuitos cerrados de tv, sistemas biométricos, y sistemas de control ambiental.

Actualmente, el incremento del uso de dispositivos permite de una manera más fácil y económica a los usuarios estar conectados con sus hogares. Por lo que el sector de los “smart homes” es uno de los grandes mercados emergentes de los próximos años.

Por tal razón, encontramos que casi todos los sectores y, por ende, casi todos los fabricantes están sacando determinados kits “do it yourself” que el usuario se instala de manera que puede controlar distintos dispositivos de la casa.

Sin embargo, aunque hace años escuchamos hablar sobre la domótica y cómo esta tendencia nos ayuda a ejecutar las tareas del hogar, aún queda mucho tiempo para que se expanda a las casas normales y corrientes de una manera masiva y es allí donde el sector ferretero encuentra una oportunidad.

Sector ferretero:

En esta tendencia el sector puede participar activamente durante el proceso de atención al cliente suministrándoles directamente aquellos dispositivos que no requieran programación.

Algunas herramientas y sistemas pueden ser vendidos directamente por los ferreteros para cumplir con requerimientos específicos, algo para tener en cuenta es que podrán ser instalados como se haría con piezas tradicionales.

La industria ferretera será siempre la aliada de la electrónica, por eso cada vez que un cliente se acerque y pregunte por una luminaria, un interruptor, o un toma corriente, es una oportunidad para ofrecer un producto suelto como un dimmer/switch automático, un dimmer/switch inteligente, un kit de control de iluminación o una placa de color o acerada para alojar uno o varios interruptores normales o inteligentes.

De igual forma, puede pasar cuando un cliente pregunta por un cable polarizado para audio, se puede ofrecer un control de volumen o un zonificador de audio.

La electrónica es software y hardware, alma y cuerpo. Y el hardware que tiene sus raíces semánticas en la palabra ferretería, es el 50 % del éxito de cualquier proyecto electrónico. Por lo que el ferretero también encuentra una oportunidad en la venta de repuestos de estos sistemas.