Ante la coyuntura actual por el COVID-19, las autoridades de la salud como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los diferentes Gobiernos han recomendado el uso de Elementos de Protección Personal (EPP) para prevenir el contagio del virus.

Según Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el uso de simples cubiertas de tela para la cara para disminuir la propagación del virus y ayudar a las personas que no saben que tienen el virus a no transmitirlo a otros.

Actualmente existen diferentes opciones para cumplir con este propósito como respiradores, tapabocas desechables, como las mascarillas quirúrgicas o médicas, o las cubiertas de tela para la cara que son algunas de las más apropiadas para estas circunstancias.

Esta hoja informativa, desarrollada en colaboración con los CDC, proporciona una referencia rápida de estos artículos que pueden ser usados por los trabajadores, sin embargo hay que tener en cuenta que los tapabocas desechables o las cubiertas de tela para la cara están diseñados y son usados para distintas funciones, aquí le contamos algunas diferencias para que pueda elegir.

Respiradores:

Los respiradores protegen a los usuarios de respirar contaminantes peligrosos en el aire. Estos elementos son equipos necesarios para los trabajadores que realizan algunos trabajos en el Sector Alimentario y Agrícola.

n95 front

Tapabocas desechables:

Los tapabocas desechables, como las mascarillas quirúrgicas o médicas, no son respiradores y no protegen al usuario de respirar pequeñas partículas, gases o productos químicos en el aire.

Los tapabocas desechables actúan como una barrera protectora para evitar que salpicaduras, aerosoles, gotas grandes o rociaduras entren en la boca y la nariz del usuario. La calidad protectora de los tapabocas desechables varía con el tipo de material utilizado para elaborar la máscara.

Debido a que los tapabocas desechables ayudan a evitar que el usuario propague gotas respiratorias, desechables estas pueden retrasar la propagación del virus que causa el COVID-19. Usarlas puede ayudar a las personas que, sin saberlo, tienen el virus a no transmitirlo a otros.

disposable facemask

Cubiertas de tela para la cara:

Las cubiertas de tela para la cara, ya sea si son proporcionadas por el empleador o traídas de la casa por el trabajador, no son respiradores o tapabocas desechables y no protegen al trabajador que las usa de exposiciones.

Las cubiertas de tela para la cara sólo están previstas para a ayudar a retrasar la propagación de las gotas respiratorias del usuario y de esta forma, la propagación del virus por parte de personas que sin saberlo pueden transmitirlo a otros.

Los trabajadores pueden usar una cubierta de tela si el empleador ha determinado que no se requiere un respirador o un tapaboca desechable facial, basado en la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo.

Cuando no sea posible que los trabajadores usen una sola cubierta de tela para la cara durante toda su jornada, particularmente si se moja, se ensucia o se ve que está contaminada, se debe cambiar por una cubierta de tela para la cara limpia (o un tapaboca desechable) y debe cambiarse cada vez que sea necesario.

clothface coverings 0