Con la intención de resolver algunas de las dudas más comunes de los empresarios del sector sobre la crisis que vivimos por el Covid-19, Revista Fierros entrevisto a Juan David Ballén, Director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, quien nos dio su visión del panorama actual y algunas recomendaciones para preparase ante cualquier escenario.

¿Qué va a pasar con el dólar en los próximos días? 

Las economías a nivel mundial se vienen desacelerando desde hace más de un año, y aunque para 2020 se esperaba recuperación, apareció el Covid-19 en el peor momento, generando el riesgo de caer en una recesión. Cuando este tipo de cosas suceden y la economía global esta tan débil, los inversionistas suelen buscar oro en tesoros americanos y dólares como activo refugio, y venden activos riesgosos como las acciones. Eso es lo que se viene presentando desde hace un tiempo, de modo que el dólar estaba subiendo desde antes de esta crisis.

Adicionalmente, siempre que hay una desaceleración económica decrece la demanda por commodities y cae el precio del petróleo (entre otros productos); y como nosotros dependemos bastante de este, lo que termina pasando es que disminuye la oferta de dólares que circulan en nuestra economía y por ende también se ve presionado al alza.

De modo que el tema del Covid-19 es un catalizador para una posible recesión, más no es el problema estructural que se está presentando ahora en las economías a nivel mundial. Ahora bien, no podemos negar su importancia, el impacto que está generando y la disrupción que ha propiciado en las cadenas de producción a nivel mundial.

¿Cuánto cree que puede durar esta crisis de subida del dólar? 

Las crisis no suelen durar mucho tiempo; tienden a ser rápidas. Lo que hay que tener en cuenta es que ahora estamos comenzando ese proceso de corrección en los mercados y en las economías, y una vez se toque fondo vamos a empezar a ver una recuperación, que normalmente, tiende a ser más lenta que las caídas o las desaceleraciones.

De modo que, el dólar se va a mantener elevado mientras las economías a nivel mundial no toquen fondo. Cuando esto suceda vamos a ver una devuelta del dólar y una corrección a la baja de manera importante.

A muchas empresas les ha tocado replantear su estrategia anual en medio de la incertidumbre. ¿Qué les recomendaría?

Teniendo en cuenta esta crisis, los establecimientos comerciales, como las ferreterías, deben   prepararse desde ya, mientras que el Covid-19 todavía no es un problema de orden público. Tenemos tiempo para repensar las estrategias y tomar medidas para cualquier escenario. Si no sucede nada, mejor; pero si debemos ser precavidos y estar listos ante cualquier escenario.

Para las compañías que están importando, hay que ser consciente de que es probable que reduzcan sus margenes, porque por una parte aumentan precios, y eso puede influir en que disminuyan sus ventas; o por otra parte pueden elevar los precios, lo que sería justo, pero tienen que sacrificar márgenes.

Las compañías tiene que aprovechar que las tasa aun no se han subido en el sistema financiero. En el mercado de deuda y de capitales, la semana pasada fue terrible y se subieron mucho las tasas de interés del mercado de renta fija. Entonces eso posiblemente se va terminar trasladando al crédito.

De modo que es recomendable tratar de anticipar esas necesidades de financiamiento o la falta de liquidez, porque se viene un periodo en que posiblemente las tasa de interés vayan a estar más elevadas y les saldría más costoso financiarse.

¿Qué recomienda a las empresas que dependen de las importaciones?

En Colombia ya han sucedido mucho estos choques devaluacionistas importantes y tenemos que aprender de ellos: hay mecanismos mediante los cuales las empresas que importan pueden cubrir todos los riesgos y escenarios, buscando coberturas de tasa de cambio. Si logran hacerlo, compran tiempo para pensar con un poco más de calma qué medidas tomar y cómo ajustarse bajo las coyunturas difíciles que se pueden presentar en la economía.