Luego de semanas de aislamiento y ante la reapertura econónima es necesario tener en cuenta aspectos fundamentales para garantizar la seguridad al reabrir su ferretería.

El impacto económico de la pandemia por el COVID-19 ha sido inmenso en la mayoría de los sectores económicos, entre ellos el ferretero, que actualmente busca la forma de mantener al negocio a flote luego del aislamiento obligatorio.

En este caso se ha recurrido a llamar a las medidas de seguridad ante el contagio, como una nueva normalidad en la que la prioridad es minimizar el contacto, promover el distanciamiento social y acciones de limpieza como el lavado de manos y la desinfección constante de las áreas de trabajo.

Sin embargo, a pesar de tener al día todas las normas de bioseguridad y contar con el permiso del Gobierno para la reapertura, puede ser confuso tener la certeza de que su ferretería ya se encuentra completamente lista para abrir.

Ante esta situación, el portal Inc.com reseñó cuatros aspectos a tener en cuenta con este propósito:

  1. Cumplir con todas las condiciones establecidas por las autoridades:

    Para cumplir con este requisito es necesario tener en cuenta las recomendaciones del Gobierno tanto nacional como regional, ya que las condiciones pueden cambiar de una cuidad o departamento a otro.

    Para esto, puede consultar las páginas web oficiales dónde los gobiernos están actualizando esta información constantemente con las últimas pautas y regulaciones. De igual forma, seguir a estas entidades a través de redes sociales dónde se publican los anuncios más importantes.

  2. Establecer medidas integrales de salud y seguridad:

    Antes de reabrir, la mayoría de las empresas necesitarán hacer cambios físicos y de procedimiento para facilitar el distanciamiento social y evitar la propagación de COVID-19, como instalar barreras claras y aumentar la limpieza y desinfección.

    Proporcionar elementos de protección personal (PPE) a los trabajadores, realizar controles diarios de temperatura, brindar capacitación e instalar información de prevención de coronavirus en su negocio pueden ser estrategias beneficiosas durante la reapertura ya que generará confianza en los clientes.

  3. Prepararse para abordar las inquietudes de sus empleados:

    Todo propietario de un negocio debe priorizar la salud y la seguridad de sus empleados por encima de todo. Por tal razón es importante comunicarles a los empleados las medidas que está tomando el negocio para prevenir el contagio del virus tanto en empleados como en clientes.

    También es importante conocer la opinión de los trabajadores y tomar en cuenta sus opiniones con el fin de tener más iniciativas durante la reapertura. Además este diálogo generará confianza para el retorno seguro a las labores y actividades en la ferretería.

  4. Considerar las consecuencias de reanudar operaciones prematuramente:

    Además de los riesgos potenciales para la salud, reabrir su negocio antes de que esté listo podría ser más dañino que permanecer cerrado. Ante esta problemática es necesario hacer contacto con los clientes para saber si están listos para también retomar sus servicios.

    Tenga en cuenta si tiene o no suficiente inventario o si está funcionando su cadena de suministro. Además tenga claros los gastos fijos que representan la reapertura y si cuenta con los recursos o la seguridad para asumirlos, de no ser así, puede considerar permanecer cerrado por un tiempo más para regresar con más fuerza en el momento en que el panorama puede ser más favorable.