POR: Gustavo Hernández / Consultor de Action Coach

Recorriendo el mundo del negocio ferretero, he encontrado que la gran mayoría de los participantes de este mercado llegan a tener problemas en el manejo del flujo de efectivo por no conocer o no saber interpretar sus indicadores financieros.

Tal vez el término “indicadores financieros” o “razones financieras” suene un poco complejo, pero la verdad es que el dueño de la ferretería no es solamente un comerciante y debe entender que su principal rol es ser un empresario.

Las razones financieras van a ayudar a interpretar el negocio solamente si se conoce todo el contexto. Por ejemplo, una ferretería puede tener un inventario de $200 millones de pesos, pero cómo saber si es una cifra tan baja que la empresa tendrá problemas para entregar los productos que vende o si es una cifra aceptable. Si se tiene el conocimiento de la operación de la empresa se podrá analizar de manera precisa la situación y las razones financieras nos ayudarán en este propósito.

Hay cuatro categorías de razones financieras:

1. Razones de rentabilidad: En este grupo tenemos como ejemplo el margen de utilidad bruta, el margen de utilidad neta, el retorno sobre los activos y el retorno sobre el capital. Con esta información podemos interpretar si un negocio es rentable, si sus activos están produciendo lo esperado o si el capital le está rentando al dueño lo que él estableció.

2. Razones de liquidez: Aquí encontramos el índice de liquidez y la prueba ácida.Esto nos sirve para interpretar si la empresa cuenta con el dinero suficiente para cumplir sus compromisos con sus acreedores o si por el contrario está a punto de fallar.

3. Razones de actividad: En este grupo encontramos indicadores como el período promedio de cobranza, la rotación de los inventarios o la rotación de las cuentas por pagar. Aquí podemos analizar cómo está el manejo de las actividades operativas y su impacto en el efectivo de la empresa.

4. Razones de apalancamiento: Ejemplo de éstas son la razón de la deuda y la razón de capital. De aquí se deduce qué tanto de la empresa le pertenece a los socios y qué tanto a los acreedores.

 

Mi conclusión es que usted como ferretero debe prestar más atención a sus “indicadoresfinancieros” para que tenga un negocio más sano y tranquilo.