De acuerdo con el informe “Radiografía del comprador de ferretería y bricolaje”, presentado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores de España, Aecoc, pese al gran auge de las compras online, sobre todo para mercados como el de productos para el hogar, las tiendas físicas predominan en la mente de los compradores de las ferreterías en España.

Así mismo, el estudio reveló que el gasto de los consumidores españoles en este mercado se ha mantenido estable desde hace dos años, y que la gran mayoría de los clientes pagaría hasta 10% más por adquirir productos sostenibles con el medio ambiente.

El informe recalca que el predominio de las tiendas físicas corresponde a que este tipo de establecimientos no solo cuentan con la posibilidad de ofrecer verdadera asesoría en la compra y soluciones completas a diferentes proyectos, sino que su gran variedad de referencias no llega a ser igualada por la comodidad de las compras online.

Además, se dio a conocer que para los compradores que siguen recurriendo a las tiendas físicas de ferreterías, la preferencia es dirigirse a cadenas especializadas, seguido por las tiendas tradicionales y, por último, las grandes superficies. Esto no quiere decir que los compradores no utilicen las plataformas digitales; de hecho la dinámica de este mercado está en crecimiento, pese a que su nivel es bastante menor a la de las compras en tiendas físicas.

¿Qué podemos aprender del mercado ferretero español?

Teniendo en cuenta los resultados del informe de Aecoc, que puede funcionar como un referente para el mercado colombiano, es importante resaltar la amplia ventaja que todavía tienen los establecimientos físicos. Estos pueden encontrar un gran potencial al resaltar la cercanía con el público y la exhibición, por medio del establecimiento de experiencias en el punto de venta, que además le permitan al público interactuar con el producto y encontrar un mayor atractivo y utilidad antes de la compra. Este es un atributo que difícilmente puede ser superado por una plataforma virtual.

Así mismo, es el momento de potenciar aspectos como el servicio al cliente, que permita encontrar no solo un vendedor que se limite a repetir la oferta, sino que indague en las necesidades del cliente, de forma que pueda brindar una asesoría oportuna.