Los procesos de soldadura requieren de diferentes métodos y elementos a tener en cuenta para garantizar el resultado.

Con el objetivo de lograr una soldadura fuerte, estética y duradera, existen diferentes equipos, materiales y elementos a analizar, para tener un trabajo de calidad al aplicar el calor y presión necesarios.

También es de destacar que la manipulación de esta herramienta requiere conocimientos específicos de la máquina, en sus controles y electricidad, así como el uso de elementos de protección o seguridad personal adecuados.

Enseguida, encuentre algunos consejos para asesorar a sus clientes sobre el tipo de soldadura adecuado:

Elegir el material

Partiendo por el hecho de que el fundamento de la soldadura es la unión o fusión entre dos objetos, se debe revisar qué material de relleno aplicar, si metálicos o termoplásticos, para que este sea compatible con sus necesidades de productividad y calidad.

Lea también: Estos son los tipos de contratos en Colombia

De acuerdo con el portal cero grados Celsius, el técnico debe considerar que “la soldadura cambia la estructura física de los materiales que se suelden, debido a que cambia alguna de las propiedades de los materiales que se están uniendo”.

Conocer los equipos de soldadura y el método

Los equipos para este trabajo cuentan con diferentes propiedades para ajustarse a las necesidades de soldadura, según el portal Demaquinasyherramientas.com.

  • Soldadura por arco: en esta máquina el arco eléctrico se produce entre la pieza y un electrodo metálico recubierto, que lo protege hasta antes de la fusión.
  • Por arco sumergido: esta técnica hace uso del flujo continuo de material protector en polvo o granulado, que en el proceso de soldadura no se utiliza del todo, así que las sobras se pueden reutilizar.
  • Por electrodo consumible protegido (MIG): en esta soldadura el gas es inerte, por lo que no participa en modo alguno en la reacción de soldadura.
  • Por electrodo no consumible protegido: emplea un chorro de gas que impide la contaminación de la junta cuando se realiza la unión.

A la final, la importancia reside en el técnico que vaya a realizar el proceso conozca bien la relación entre lo anteriormente mencionado y encuentre un balance entre la aplicación que hará, qué tipo de electrodo quiere usar, la productividad que requiere y la exigencia.

Le puede interesar: Las mejoras en el hogar continúan siendo protagonistas este año