La contabilidad es una tarea que se debe realizar correctamente en un negocio, con el fin de evitar la insolvencia económica.

A pesar de que es una labor que comúnmente se quiere evitar, la contabilidad puede ayudar a su ferretería a identificar y manejar a tiempo los riesgos que implican los movimientos financieros en el negocio.

Empezando por el hecho de que, con una contabilidad correcta, podrá llevar control de los ingresos y gastos de su establecimiento, para determinar si este es rentable o se deben tomar medidas para mejorar el flujo de caja.

Enseguida, le damos algunas recomendaciones, de acuerdo con los portales Edenred, Score y Escuela de Riqueza:

1. Llevar registro de todo

Por más pequeñas que sean las cuentas, para llevar un registro contable es necesario tener constancia de cada uno de los gastos, ingresos o reembolsos que tenga la ferretería. De tal manera que, hasta un peso que salga o entre tenga valor en el inventario.

2. Separar las cuentas

Uno de los errores más frecuentes en los pequeños negocios es unificar las cuentas: el propietario saca de su bolsillo dinero y luego no lo repone de las cuentas de la ferretería. Por esto, la recomendación, según expertos, es ser exhaustivo con el manejo del dinero y tener una caja dedicada solamente al dinero del negocio, sin involucrar lo personal.

3. Digitalizar el proceso

Si bien los libros de contabilidad han sido útiles, las nuevas tecnologías pueden ayudarlo a evitar esos errores que se escapan al ojo humano. En la actualidad, existen aplicaciones y páginas que lo podrán ayudar en la categorización y en los cálculos exactos.

4. Contratar a un profesional

Generalmente, los dueños del negocio hacen el proceso contable, lo que significa un error, pues precisamente, para esto hay profesionales que se especializan en el tema, que lo pueden asesorar y ayudarle en el proceso, para tener claro el estado financiero de la ferretería, pagar los impuestos que realmente son y evitar problemas o multas.

5. Ser constante

Un registro constante le permitirá tener el panorama completo, por ello,  los cierres contables se deben realizar mínimo cada mes, con el fin de tener claro cómo va el negocio, eliminar la incertidumbre y tomar mejores decisiones para el futuro de la ferretería.

Para cada una de las recomendaciones anteriores, es necesario recurrir a una comunicación efectiva entre todos los colaboradores, con el fin de que cada una de las transacciones que se haga desde cualquier área, esté registrada.

Así mismo, es importante hacer copias de seguridad de cada uno de los libros contables, con el fin de que estén seguros y a la mano, cada vez que quiera saber la rentabilidad de la ferretería, deba pagar impuestos o que decida emprender proyectos para los que deba asignar un presupuesto.

Le puede interesar: Estos son los tipos de contrato en Colombia