Trabajan por desarrollar su plan de expansión al especializarse aún más en las líneas de producto que comercializan; velar por el posicionamiento de marcas propias; usar su experiencia en pos del valor agregado.

Un negocio de más de 100 años de trayectoria no se ve todos los días en Colombia. Aquella iniciativa de emprendimiento que surgió a comienzos del siglo XX se convirtió en una empresa que en pleno siglo XXI alberga a su cuarta generación de ferreteros.

Como referentes de la historia empresarial nacional, la evolución de Ferretería Ujueta se da por su adaptación a los sucesos del entorno, una visión clara del negocio y la planeación empresarial; manejar el negocio con la cabeza y no con el corazón, es la cultura de este centenario.

Ahora –y de acuerdo con el ciclo de evolución de grandes negocios del sector ferretero–, trabajan por desarrollar su plan de expansión al especializarse aún más en las líneas de producto que comercializan; velar por el posicionamiento de marcas propias; usar su experiencia en pos del valor agregado; pero sobre todo: alinear su crecimiento de la mano de la proyección económica del país.

Fritz Bischoff, vicepresidente de Operaciones de Ferretería Ujueta, habló con FIERROS sobre la trayectoria histórica empresarial que han tenido, su perspectiva del sector ferretero nacional y su estrategia a mediano y largo plazo.

FIERROS: ¿Cómo surgió Ferretería Ujueta

Fritz Bischoff, Ferretería Ujueta: “La visión comercial de los fundadores inició con su primer establecimiento de comercio en Ocaña, Santander del Norte, para luego constituirse en la ciudad de Barraquilla a comienzos del siglo XX, exactamente el 24 de Julio de 1907; allí nació en la Calle del Comercio y luego se trasladó a la plaza Ujueta.

Más tarde, por el año de 1937 se separó jurídicamente la sociedad de hermanos para establecerse como negocios independientes. En los años 70 se fortaleció su parte de importaciones para abrir varias sedes en las principales ciudades del país. Finalmente en los años 90 se consolidó en Barranquilla por ser una ubicación estratégica para la importación de productos ferreteros”.

FIERROS: ¿Cuál ha sido la estrategia para persistir en el tiempo, ¿acaso se imaginan la ferretería en otros 100 años

Ujueta: “Somos un equipo que no se le arruga al trabajo, nunca hemos recibido nada gratis de nadie y conocemos que para lograr las metas tiene uno que poner todo el esfuerzo, capacidad, entusiasmo y persistencia posible; mientras se piense así es muy posible que se persista en el tiempo.

Pienso que el único modo en que una empresa se pueda perpetuar en el tiempo es teniendo muy claros los objetivos de los socios, sus principios y no meter el corazón en los negocios, además de tener muy claro que lo único permanente en las empresas es el cambio y la actualización de todos sus integrantes”.

FIERROS: En Colombia aún existen empresas ferreteras que no tienen claro un protocolo de negocio de familia, ¿qué estrategia administrativa han aplicado para perpetuar la suya por cuatro generaciones

Ujueta: “Hemos tenido nuestros objetivos claros en la empresa y afortunadamente nos ha ido muy bien pasando de generación en generación. Lo importante es tener reglas y responsabilidades claras, sobre todo tener muy presente que siempre hay que velar por los intereses de la empresa y no por los intereses familiares.

Las empresas hay que manejarlas con la cabeza, no con las emociones ni el corazón; en el momento en que se mezclen esos sentimientos la empresa desaparecerá. Siempre hemos estado de acuerdo en que si queremos continuidad no se pueden cambiar estos principios. Nos ha ido bien trabajando con la familia, afortunadamente; ya está la cuarta generación trabajando en la empresa lo que nos asegura un camino muy largo por delante”.

FIERROS: ¿Cómo era el sector ferretero y cómo es ahora, según su conocimiento y trayectoria

Ujueta: “A comienzos del siglo XX el ferretero tradicional era aquel que realmente era un cacharrero o abarrotero, comerciante muy hábil que suplía las necesidades del barrio, diferentes a una tienda. Al llegar las multinacionales al país, se vio en la necesidad de especializarse, prepararse, y notó que era importante que sus hijos estudiaran carreras universitarias; empezó a darse cuenta de que no podía cumplir con todas las exigencias de las empresas e industrias si no separaba áreas.

Hoy día están bien definidas: ferretería de materiales de construcción, ferretería pesada, ferretería liviana, ferretería de abarrotes o cacharrerías; y así funcionó bien por varias décadas pero en los últimos 20 años –al llegar los grandes jugadores mundiales de hipermercados ferreteros como Homecenter, Servistar, Homemart o Easy–, donde se puede conseguir bajo un mismo techo, todo un surtido muy amplio, atractivo, bien presentado. Los ferreteros tuvieron que tener mucho más en cuenta todos aquellos valores agregados que hicieran que la balanza se inclinara hacia ellos y no desaparecieran como sucedió con muchos que no quisieron entender la globalización de nuestra economía.

Actualmente se tiene más en cuenta la atención personalizada, el servicio al cliente, el servicio postventa, las garantías sobre los productos, la respuesta oportuna a los reclamos de los clientes, entre otros; en fin, acciones que beneficien al consumidor”.

FIERROS: ¿Cuál es el plan de la empresa para el quinquenio, hasta dónde quieren llegar

Ujueta: “El prospecto va junto con nuestra forma de pensar: Crecer y Desarrollar. En todas las áreas en las que nos hemos especializado que son herramientas eléctricas, manuales, mecánica, jardinería, equipos de soldadura y automatización de accesos.

Nuestro enfoque para este periodo, en el mediano plazo, que es en Colombia, va ligado mucho a las locomotoras del crecimiento en las que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos está enfocado que son: minería, infraestructura, agro, vivienda e innovación. Nuestros productos van de la mano de todos estos sectores y juegan un papel protagónico en cada una de ellas porque son de alta tecnología para utilizar en todas las etapas de trabajo en cada sector. Tenemos soldadores, que sirve para la minería e infraestructura. Tenemos todas las herramientas para construcción, mecánica de autos y de aviación, también tenemos toda una línea muy completa de agro.

Siempre estamos muy centrados en equipos que den mayor valor agregado y donde podamos utilizar nuestra experiencia y conocimiento del sector para poder diferenciarnos de la competencia y salirnos de la guerra de precios que pueden generar productos que ya son vistos como “commodities”. Queremos aprovechar la experiencia y potenciar nuestras marcas aportándole al crecimiento de la economía del país”.
 
FIERROS: ¿Considera que los ferreteros pueden ser aliados de la industria, es decir, ¿qué deberían hacer para que sea su más grande cliente

Ujueta: “Especializarse en algún segmento o sector –puede ser madera, construcción, metalmecánica, agro– es lo que les garantiza la supervivencia; los industriales, aparte de buscar un buen precio, necesitan un buen asesoramiento para sus procesos y tener siempre el mayor costo beneficio posible, eso solo se consiguen con un especialista.

Las ferreterías necesitan desarrollar esa relación con la industria para que garanticen un buen crecimiento y un buen desempeño en los próximos años. Eso se logra de la mano con sus proveedores, nosotros tenemos técnicos que acompañan a nuestros clientes para hacer pruebas de los productos y hacer visitas industriales; hoy en día todo está en el mercado y hay muchísimas oportunidades de negocio, solo hay que enfocarse donde uno más puede aportarle valor agregado”.

FIERROS: Teniendo en cuenta su trayectoria, ¿es posible esquematizar un “paso a paso” para que más ferreteros elaboren su propia ruta de crecimiento

Ujueta: “Hemos pasado por muchos esferas antes de llegar a lo que somos ahora. Nosotros empezamos como una cacharrería, donde después crecimos agregándole al negocio el servicio de soldadura de sierra cinta sinfín para corte de madera; luego pasamos a distribuir cinta por toda la costa importándola desde Europa; después nos convertirnos en un establecimiento comercial pionero en hacer el primer ‘supermercado ferretero’ donde teníamos, en ese entonces, todas las líneas nacionales de ferretería. Más adelante nos expandimos al abrir sucursales en todo el país pero, cuando llegó la crisis de 1999, tuvimos que reorganizar toda la estructura administrativa y comercial de la empresa para enfocarnos en donde veíamos más potencial de crecimiento a largo plazo.

Un punto muy importante es conocer las propias fortalezas y debilidades para saber en qué área del sector ferretero es posible desarrollarse, también en identificar cómo se ven en 20 años. Otro aspecto es que buscamos ser aliados de todas las ferreterías, ayudarles a crecer y asesorarlos con toda la experiencia que ya tenemos en todos los sectores; a que nos visualicen como un socio estratégico para su negocio”.

FIERROS: En Colombia, ¿cómo cree que son percibidas las ferreterías en el espectro económico

Ujueta: “Las ferreterías son un aspecto fundamental en cualquier economía ya que van ligadas a un abanico de sectores que generan muchos empleos tanto directos como indirectos; también, ayudan a la fabricación, transporte, logística, seguridad industrial y todos esos sectores son los que hacen que la economía nacional crezca y evolucione.

Desde nuestro punto de vista, las ferreterías que han permanecido en el tiempo y han podido competir con la entrada de nuevos jugadores y modelos de negocio son las ferreterías que se han ido especializando; eso es lo que el mercado nos ha hecho hacer, de esta forma siempre tendrán un factor diferenciador frente a los nuevos jugadores que entren al mercado Colombiano –el cual es muy atractivo para los inversionistas extranjeros–.

Siempre hay que tener presente que lo único permanente es el cambio. Nosotros en el mediano plazo queremos entrar en Ecuador, Venezuela y Costa Rica que son los mercados que hemos investigado y sabemos que podemos aportar mucho al sector por nuestro modelo de negocio y las necesidades de esos mercados”.

ferreteria uhueta

FIERROS: Teniendo en cuenta factores como la competencia con las grandes superficies y la informalidad empresarial ¿qué avizora para el sector ferretero

Ujueta: “Como en otros mercados mucho más maduros en ese sentido en el país, el próximo paso que viene para los ferreteros es la agremiación. En Colombia cada región es muy diferente de la otra y tenemos 5 muy marcadas, ahí es donde uno puede ver que el sector ferretero está muy desalineado y que necesita tener un norte a donde seguir”.

FIERROS: Por último, así como otros sectores comerciales cuentan con una representación visible ¿percibe algún liderazgo en el sector ferretero o, por el contrario, considera a este un sector apático al tema colectivo

Ujueta: “En estos momentos, en el tema gremial, pienso que todavía falta mucho camino por recorrer. Fenalco trata de hacer algo pero desafortunadamente tienen demasiados frentes o sectores que atender y no le han puesto mucha atención a este gremio.

Hemos visto iniciativas del sector –como Punto Dynamico o la franquicia de Casa Ferretera que son una iniciativa que incita a que muchas ferreterías se pongan de acuerdo, se junten y organicen su negocio– y así es como empiezan las agremiaciones; pero fuera de eso no he visto que hasta el momento haya tenido un impacto notable en sector. Ustedes, como Revista Fierros, a pesar del corto tiempo, están pisando muy fuerte en nuestro gremio por ser un medio especializado en el sector ferretero y, enfocado exactamente, se podría lograr que sea un ícono para el sector”.