A DL Drywall, una empresa ampliamente reconocida en la comercialización de productos para la construcción en seco, se ha venido manteniendo durante los últimos años dentro de las primeras posiciones del ranking del TOP 500 Fierros, y este año ocupa la posición número 46. De acuerdo con Luis Fernando Lombana, gerente general y Juan Pablo Lombana, gerente de mercadeo y ventas, sin duda uno de los factores más importantes para la sostenibilidad de la empresa en el tiempo, es la política de reinvertir las utilidades. “Los socios tomamos la decisión de no repartir dividendos y de esta forma todas las utilidades han servido como capital de trabajo e inversión para el crecimiento”, aseguran.

Así mismo resaltan que, las inversiones que se realicen, deben hacerse con base en una buena y acertada proyección del flujo de caja, para no caer en el error frecuente de hacer inversiones sin medida, que pueden terminar afectando mucho el flujo de caja.

“En los periodos o ciclos macroeconómicos buenos, los excedentes económicos se deben enfocar a fortalecer la empresa para poder soportar la llegada de los ciclos difíciles. La diversificación de las actividades económicas de las empresas ayudan a soportar mejor los tiempos difíciles”, aseguran los empresarios.

Así mismo, señalan que una de las formas en que han logrado salir bien librados en medio de la crisis generada por el Covid-19, es que desde su inicio se han tomado decisiones a tiempo y concertadas con los colaboradores: “hubo vacaciones colectivas, suspensión de contratos y acuerdos de reducción de salarios, que nos ayudaron a reducir las pérdidas y finalmente a no afectar el empleo directo de nuestra planta de personal. Las buenas relaciones con nuestros colaboradores, clientes, proveedores y sistema financiero fue fundamental para salir fortalecidos de esta crisis”.

La recomendación que aportan para las ferreterías, es establecer objetivos y estrategias claras para alcanzarlos; ser perseverantes y muy disciplinados en la re inversión de las utilidades, y establecer un sistema acertado para medir que las inversiones no afecten la liquidez.