Mantenerse dentro de las empresas con mejores rendimientos en un sector tan competido como el ferretero, no es tarea fácil, pero Distribuciones PVC, una empresa que por más de 50 años ha estado en el negocio de la comercialización de productos para la construcción y el hogar, lo ha logrado.

De acuerdo con su gerente, Marino Gómez, el éxito financiero de la empresa se debe en gran medida a la capacidad de mantener buenas negociaciones con sus proveedores, con alianzas estratégicas y buenas condiciones. Además, asegura que ser cumplidos en los pagos les ha permitido ganarse a los financieros de estas empresas y lograr mejores condiciones en las negociaciones. “Cuando eres cumplido el proveedor siempre te prefieren en entregas frente a otros clientes que no tiene la misma política de pago”, asegura Gómez.

Así mismo, resalta que un punto que han tenido muy a su favor, es pertenecer a la red Globalmat, que les permite exclusividad en algunos productos.

Por otra parte, Gómez señala que una de las claves para mantener los buenos rendimientos y ser independientes de ciclos económicos como los que vivimos en la actualidad, es no depender de una sola línea de negocio. Según explica, tienen “cuatro canales: subdistribución, construcción, infraestructura y salas de ventas. Los ciclos tienden a afectar principalmente a la construcción; pero contamos con otras líneas como la subdistribución, que es donde está el mercado de la reposición y que nos permite remplazar ingresos que se dejan de percibir. Así mismo, la parte de infraestructura es muy importante, porque, por ejemplo, cuando la economía está deprimida, el Gobierno invierte en obras para dinamizar. De modo que este canal también nos permite contrarrestar caídas en otros. La estrategia es, no depender de una sola línea de mercado”.

Ahora bien, respecto a la forma de manejar la crisis que se ha vivido específicamente a raíz del Covid-19, asegura que la estrategia se ha basado en controlar gastos y controlar la cartera, siendo muy estrictos en los plazos, y no desesperarse por la venta, pues esto lleva a competir solo con precios. Además, resalta que es clave ante este tipo de situaciones, diferenciarse por ser ágiles en entregas y mejorar la asesoría.

Sus recomendaciones para mantener la salud financiera de cualquier ferretería, son: tener negocios totalmente formales, ya que es lo que permite tener todos los procesos engranados y ser eficientes en manejo de inventarios, recaudo y pagos. Además, es fundamental generarle un valor agregado a al venta, de modo que se pueda grabar en la mente del cliente, y tener un equipo calificado de colaboradores.