Depósito Silva, Una de las empresas del sector ferretero más reconocidas en la zona centro oriente del país, es una de las empresas más destacadas dentro del TOP 500, más allá de sus ingresos, por mostrar un crecimiento integral con buenos indicadores en diferentes áreas. Karoll Silva, subgerente de la compañía, asegura que su éxito financiero y sus rendimientos sostenibles en el tiempo, se deben a: “contar con una visión clara del negocio y una orientación hacia los clientes; desarrollar procesos y mejoramiento continuo con inversión en tecnologías que garantizan toma de decisiones apoyados en la información; realizar negociaciones en compras por volumen, para mejorar la rentabilidad y garantizar un precio justo al cliente final; mantener una estructura controlada y organizada de gastos; y reinventarse y diversificar los negocios, lo que permite un crecimiento constante orientado a los diferentes nichos del mercado”.

En cuanto a la forma de llegar a estos resultados, asegura que una de las primeras tareas es ser estratégicos a la hora de comprar, de forma que se logre mejorar los márgenes con el volumen, siempre teniendo bajo la lupa su rotación. Además, resalta que es fundamental tener muy claras las necesidades de los clientes, para ofrecerles soluciones completas, y en donde se pueda identificar con claridad los márgenes provenientes de cada tipo de producto, para así contar con una oferta variada y rentable. Igualmente, señala la importancia de controlar los gastos de cualquier tipo y mantener su oferta a la vanguardia.

Ahora bien, respecto al gran reto de mantener la salud financiera de una ferretería, independientemente de los ciclos macroeconómicos, asegura que se requiere: “tener clara y completa la información financiera para la toma de decisiones oportunas; controlar los gastos y mejorar los ingresos operacionales y no operacionales, como los ingresos que se pueden obtener por los descuentos financieros o de pronto pago que ofrecen los proveedores; y buscar siempre oportunidades de mejora. Aún en las crisis se puede crecer en nuevos mercados, nuevos clientes, nuevas estrategias que se adapten a las condiciones cambiantes del mercado”.

Para sobrevivir a la crisis generada por el covid-19, asegura que una de las grandes ayudas ha sido contar con aliados estratégicos, entre los que resalta los colaboradores, proveedores y acreedores. Señala que ha sido clave construir y mantener relaciones de confianza y un equipo fuerte y resiliente.

Por último, desde su experiencia, señala una serie de recomendaciones para las ferreterías:

  • Invertir en: “la razón de ser de la empresa”
  • Controlar costos y gastos
  • Controlar los inventarios, evitar productos obsoletos y de lenta rotación
  • Establecer estrategias para mejorar los ingresos
  • Contar con sistemas de información oportunos para la toma de decisiones.