Una de las principales características que comparten un buen número de las ferreterías a nivel nacional, es que son negocios familiares, que han pasado de generación en generación. Es así que son bastante tradicionales, concebidas en un principio por el padre de familia, que durante muchos años estuvo al mando de la empresa, y la dirigió de un modo muy específico; pero llega un momento en que este liderazgo debe cambiar, y el negocio pasa a manos de una segunda generación.

Frente a este panorama, existen dos tendencias: se da una articulación sana, que permite que el negocio siga andando sin ningún traumatismo; o se complica el proceso de traspaso de mando, ya sea porque no se realiza un pertinente plan de sucesión, porque la segunda generación realiza cambios abruptos, o porque no existe un pertinente mapeo de las funciones de los empleados de la empresa que complica realizar el seguimiento de sus funciones luego del cambio de mando.

Este segundo escenario es bastante común, y en muchas ocasiones se ha convertido en un obstáculo para la sobrevivencia de las ferreterías. Es así que, teniendo en cuenta la necesidad de contar con herramientas claras para prevenir que suceda este tipo de situaciones, Revista Fierros realizó una investigación para determinar qué tantas de las ferreterías de Colombia son negocios familiares y cuántas de ellas cuentan con un plan de sucesión pertinente.

Igualmente, consultamos a expertos en el tema, que nos dieran las claves para que tanto los negocios familiares sean duraderos, como los procesos de traspaso generacional sean benéficos para el negocio. En primer lugar, consultamos un grupo de ferreteros que respondieron una serie de preguntas enfocadas en identificar las tendencias sobre negocios familiares:

De acuerdo con los resultados encontrados, vemos que, en primer lugar, de los encuestados la gran mayoría de ferreterías son familiares, de modo que esta efectivamente es una tendencia marcada dentro del sector. Ahora bien, de acuerdo con las respuestas, vemos que la gran mayoría de ferreterías carecen de planes de sucesión tanto para la gerencia como para los mandos medios de la compañía. Esto significa que muchos de esos negocios familiares, están ante el eventual riesgo que representa la falta de previsión.

A continuación, conozca lo que recomiendan los expertos para evitar este panorama: “La clave del relevo generacional”