Si está buscando incrementar las ganancias de su ferretería, tenga en cuenta que apostarle a equipos de alto rendimiento como las herramientas eléctricas, es una de las maneras más efectivas de lograrlo.

Es bien sabido que las herramientas eléctricas se convirtieron en una de las mejores opciones para optimizar la efectividad en diferentes trabajos de ferretería, industria y hogar, por su rapidez, potencia, durabilidad e implicación de menor esfuerzo. Pero aún más revolucionario ha sido el surgimiento de las herramienta inalámbricas, las cuales representan grandes facilidades para sus usuarios, sobre todo en lo que se refiere a la independencia de cables y enchufes.
Según Andrés Olaya, director Comercial de Toolcraft, entre las más solicitadas por los clientes, se destacan: el taladro percutor, la pulidora, la sierra sable, los atornilladores de impacto, las llaves de impacto y los rotomartillos.

taladro ideal para sus clientes¿Cuáles son sus atributos?

Estos productos poseen múltiples beneficios, uno de ellos es su portabilidad. Según explica César Gutiérrez, gerente Comercial de Makita Colombia, “como no necesitan extensiones que limitan su uso, las herramientas eléctricas se pueden emplear en trabajos desarrollados en cualquier lugar; incluso para operaciones en alturas.
Por otro lado, el constructor se ahorra el uso de un generador en caso de que no haya energía eléctrica, y en las líneas agrícola y forestal representan una ventaja para trabajos al aire libre. Adicionalmente, el ruido que producen es mínimo, de modo que se pueden utilizar en hospitales y zonas residenciales”.

Vale la pena resaltar que el tiempo de duración de las baterías con las que funciona este producto, no es un tema para preocuparse, ya que la carga puede durar hasta 24 horas.

“Anteriormente, estas baterías tenían varios limitantes: se tardaban entre 4 y 5 horas en cargar, y su duración era de 20 minutos; además, su vida útil alcanzaba un máximo de uno a dos años y pesaban de dos a tres kilos. Eso cambió, pues muchas marcas ofrecen baterías que pueden durar con carga todo un día y brindan una garantía de 3 años en su vida útil, lo que asegura una permanencia de 6 a 8 años”, comenta Andrés Gutiérrez, asesor especialista dela empresa.

Por su parte la marca Durespo resalta que es indispensable dar una buena asesoría sobre el cuidado de la batería, al ser lo que más cuesta en una herramienta inalámbrica y define su efectividad.

“Al mercado colombiano aún están llegando tecnologías de baterías de níquelcadmio que hacen que no duren mucho tiempo el uso de las herramientas. Algunas marcas ya están trayendo tecnología nueva, como baterías de íon de lítio, que son las que hacen que se pueda dar un trabajo más prolongado sin necesidad de muchas cargas”, explica Andrés Olaya, director Comercial de Toolcraft.

Con esta tecnología se asegura una alta duración, aunque la batería suele ser más costosa, lo que impide que se abarque un mercadomucho más amplio. “Los precios no son muy asequibles, pues tienden a ser altos; pero cuando se mira la relación costo beneficio, es altísima. Una persona que tiene hoy una herramienta inalámbrica, no se devuelve a una con cable”, asegura el director Comercial de Toolcraft.

Las baterías con las que funcionan las herramientas inalámbricas pueden resistir hasta 24 horas, su garantía es de aproximadamente 3 años y su vida útil de seis a ocho años.

La variedad del precio radica principalmente en la capacidad de la batería: si se comprara un taladro sin baterías, su costo bajaría notablemente.

Los fabricantes están cada vez más a la vanguardia: por ejemplo, los taladros inalámbricos que se fabricaban hace cinco años han evolucionado bastante, pues los productores van implementando tecnologías libres de mantenimiento, autónomas, que consumen menos energía, con la misma potencia.

“Desde hace unos siete años, los fabricantes empezaron a mejorar estos productos. Todas las herramientas eléctricas que hay en el mercado, trabajan con carbones, que son las famosas escobillas, que se desgastan. Pero a algunos fabricantes se les ocurrió instalarles motores libres de escobillas a estas herramientas, que son las más costosas y las más usadas en los últimos años. Es así que un taladro eléctrico (percutor de alta gama) de 900 vatios puede costar $400 mil pesos, mientras que el mismo taladro, pero inalámbrico, está en $800 mil pesos. La diferencia radica en las baterías”, asegura César Gutiérrez, de Makita Colombia.