Sea cual sea el mercado, es importante estar pendiente de la rotación de los productos. Si duran más de tres semanas sin venderse, hay que analizar la causa y el posible retiro del mostrador.

Portafolio estratégico para clientes

Ejemplo de ello es la Ferretería Tuberías y Herramientas del Tolima. Allí, hace año y medio sus propietarios optaron por hacer un inventario mes a mes con el fin de tener control sobre el comportamiento de su mercancía.

“La rotación del inventario es dinámica y hay épocas en las cuales ciertos productos rotan muy rápido, otros se quedan un poco, por eso es mejor tener los ojos sobre esto y evitar las sorpresas”, señala Álvaro Delgado, propietario y fundador de esta distribuidora con sede en la ciudad e Ibagué.

Antes de aplicar esta estrategia, Delgado afirma que sus empleados realizaban inventario cada cuatro o cinco meses, “y cuando nos dábamos cuenta que teníamos productos durante varios meses quietos”, lo que representa pérdidas económicas para cualquier negocio.

Estas son las causas más comunes para que un artículo deje de venderse:

  • Porque la competencia sacó un mejor producto.
  • Los precios en la competencia pueden ser más favorables.
  • El mercado puede estar saturado con el mismo producto. Así que es importante innovar.