Desde la Edad de Piedra el ser humano ha utilizado los hilos cotidianamente, se consideran aquellos hilos trenzados con fibras naturales como uno de los primeros elementos en la industria textil, sus tempranas aplicaciones han marcado su uso, coser. Cuando cosemos unimos y sujetamos generando seguridad.

Los hilos han avanzado a lo largo de los siglos, hoy son fabricados en diferentes materiales, muchos son sintéticos, uno de ellos es el polipropileno. Los hilos de polipropileno poseen grandes ventajas ya que son de alta tenacidad y extremadamente resistentes a factores externos, es por esto por lo que se pueden utilizar en medios agresivos sin perder su resistencia a la rotura y su capacidad de carga y sujeción.

En Tesicol, nos hemos especializado en fabricar hilos y cordeles de polipropileno, tanto 100% virgen como 100% reciclado. Son más de un centenar de productos agrupados en nuestras marcas Atafcil, Cordel Golden  y Cordel Todoterreno que entregamos al mercado en diferentes denier, colores y presentaciones. Son utilizados diariamente en un sin número de aplicaciones que a partir de la calidad encuentran en ellos el mejor aliado para sujetar. A pesar de que son infinitos sus usos, entre los más importantes se encuentran la agroindustria, la industria del empaque y la elaboración de artesanías.

Los hilos y cordeles de polipropileno son ampliamente utilizados para el tutoreo de plantas, especialmente en los cultivos de frijol, habichuela, arveja y tomate. La resistencia y suavidad de los cordeles Tesicol lo han convertido en uno de los preferidos por aquellas manos que día a día trabajan en el campo.

En la industria del empaque son los mejores por su versatilidad para cerrar bultos de arroz, café y cajas de panela. Igualmente son usados para enfardado de heno y pacas de cascarilla de arroz, pero sin dudad son imprescindibles por su suavidad en las manos de quienes amarran cartones de huevos y atan los tradicionales tamales que con tanto orgullo hacemos en todo Colombia.

Dado que en Tesicol nos hemos esforzado en formular colores llenos de vida para nuestros hilos y cordeles hemos logrado que sean una excelente materia prima para elaborar a partir de ellas artesanías tales como hamacas, telas, bolsos, manillas, llaveros y adornos que sin limite de creatividad han generado bellas artes y emprendimientos para muchos artesanos.

En Tesicol hemos trabajado durante años para que nuestros clientes encuentren en los hilos y cordeles, versatilidad, colorido, brillo, resistencia y sobre todo suavidad, por esto queremos invitar a todos los ferreteros a integrarlos en su portafolio de productos y a que nunca falten en sus inventarios.

image001