En el marco de Expofierros 2018 – Pinturas Tito Pabón, evento dirigido al sector ferretero de la región andina, se expusieron las principales recomendaciones acerca del aprovechamiento de los reportes financieros como fuente idónea de información, para la toma de decisiones estratégicas en las ferreterías.

Felipe Jánica, socio líder de IFRS – FAAS de EY en Colombia, señaló que lo primero que todo negocio debería revisar son los números. Pero más allá de visualizar un listado de ítems, no siempre de fácil comprensión para los empresarios, se debe extraer aquellos datos que aportan valor.

Y advierte: “En muchas ocasiones los reportes financieros se hacen solo para cumplir con lo que pide la norma. Por qué no aprovechar también esa inversión de tiempo y dinero como fuente de información que me permita crecer en el mercado y competir de manera estratégica”.

 

Los retos financieros de hoy en día

Muchos son los retos financieros de hoy en día, por eso existe una necesidad importante de utilizar la información financiera del negocio, y cuanto mejor sea, mayor impacto tendrá en las decisiones gerenciales que se tomen.

“Hemos notado que para contar con información financiera relevante, necesaria y en tiempo real se requieren herramientas mínimas que extraigan información de calidad, y así facilitar el camino al personal a cargo para analizarla de manera más clara”, afirmó.

En ese sentido el uso de aplicativos tecnológicos se convierte en una variable de peso que hace la diferencia en términos de competitividad, rentabilidad y crecimiento de las utilidades.

Para el consultor, no se trata de la cantidad de datos disponibles, sino de la calidad de los mismos, para tener claridad de la trazabilidad o histórico, y del margen de maniobra de las compañías de cara al corto, mediano y largo plazo.

 

También le puede interesar: Lo que no sabía de las ferreterías en Bogotá

 

“Las ferreterías necesitan información útil que no implique invertir más tiempo del necesario en la interpretación de los datos cuando esas horas de más podrían ser aprovechadas en acciones estratégicas, como la consecución de clientes y el aumento de las ganancias”, comentó Jánica.

Para él, el principal error es pensar solo en el corto plazo, pues esa inmediatez no permite diversificar el negocio y estar atento a las oportunidades que permitan trascendencia y perdurabilidad a las empresas.

La toma de decisiones tarde o temprano tiene repercusiones, no siempre gratas y esto se debe a no tener claro el presente de los negocios y entender, desde la información financiera disponible, las oportunidades y los riesgos asociados al futuro.

“Los seres humanos pocas veces asumimos nuestra propia responsabilidad cuando tomamos malas decisiones, y terminamos culpando a alguien o creando excusas, ambas no sirven para nada”, explica el experto, para quien la tarea se resume en tomar acción sobre lo que se tiene en el ahora, haciendo un uso consciente de la información financiera.