Por su diseño estructural y proceso de fabricación, los tanques para el almacenamiento de agua poseen propiedades básicas de resistencia y flexibilidad con materiales que evitan posibles fugas e infiltraciones que puedan alterar la calidad del agua almacenada.

Generalmente la versatilidad y la flexibilidad  son puntos primordiales a la hora de evaluar en su almacenamiento y compra , pero ¿cómo reconocer el mejor entre  diferentes opciones?

  • Tanques de concreto

Muchos lugares en el mundo comenzaron a almacenar agua en tanques de concreto, sin embargo poseen más desventajas que ventajas, debido a que tienden a generar algas, y su vida útil se acorta, debido a las variaciones de temperatura se quiebran, parten o fracturan.

  • Tanques de hierro

Los tanques de hierro para almacenar agua, en su mayoría son usados por las plantas de tratamiento de agua, estos tanques tienen la ventaja de resistir altos contenidos de tóxicos, y contaminantes que tienen las aguas residuales. Un factor importante que debe tomarse en cuenta a la hora de utilizar los tanques de hierro, es que deben tener un recubrimiento en pintura especial para evitar o disminuir la oxidación.

  • Tanques de fibra de vidrio

Son en su mayoría realizados con materiales como fibras de tela, gel, resinas poliéster entre otros, dando como resultado una fibra de vidrio muy útil y resistente a golpes, además resisten altas y bajas temperaturas lo que hace posible su ubicación a la intemperie.Resistentes a la corrosión, oxidación y debido a que no dejan pasar luz evita la producción de bacterias.

  • Tanques de  plásticos polietileno

Su costo es mucho menor que el de otros materiales, en especial el acero inoxidable. Su peso es bastante ligero por lo que favorece la fácil transportación e instalación del mismo. Ésta última se realiza en mucho menos tiempo que otro tipo de tanques. El polietileno se caracteriza por ser un material fuerte y resistente. Está protegido contra los rayos ultravioleta y las condiciones climatológica. Esto también es beneficioso para el agua contenida dentro del tanque, la cual no se ve alterada en sus características físicas ni químicas.

  • Diversidad de formas y tamaños

El polietileno es un material bastante flexible, por lo que se pueden fabricar tanques con diversas formas, desde horizontales y tipo botella .La base puede ser también distinta, plana o cónica (en el caso de las tolvas).


Al comparar costos vs. beneficios, los tanques en polietileno por sus diferentes presentaciones, ahorran espacio con una ventaja de recolección y aprovechamiento de agua lluvia, permiten mayor hermeticidad, sin corrosión asegurando el aislamiento y la calidad del agua. Eternit cuenta con amplio portafolio de tanques con mayor capacidad y cobertura que rentabilizan su negocio. Si desea más información diligencie el siguiente formulario.