Según estudios de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), el 86,5 % de las empresas en Colombia son familiares y el 87 % de ellas fracasan. De acuerdo con las estadísticas, este comportamiento es muy similar en Latinoamérica.

A diario las Empresas de Familia (EF) están sometidas a una serie de inconvenientes y errores, que de no ser manejados adecuadamente pueden llevarlas  a  desaparecer del mercado. Es  por  eso, que  los  empresarios  pymes  familiares deben aprender  a identificar las debilidades y fortalezas de sus EF, para manejar adecuadamente los  conflictos  que se  presentan permanentemente en esta clase de organizaciones comerciales.

Las investigaciones realizadas sobre los problemas de las pyme de familia indican que estos giran en torno a la mala gestión del conflicto familiar; inclusión de la familia en la empresa  sin  contar  con  la  formación  suficiente  para  hacer  aportes. Igualmente está no contemplar planes para enfrenar la ausencia del fundador; posponer la salida de la empresa; confundir los flujos de la empresa con los de la familia; luchas internas por la propiedad y la gestión, y ausencia de planeación, entre muchos otros.

El experto mexicano Imanol Belausteguigoitia en la presentación del texto aconseja “separar empresa y familia suele ser una recomendacio?n pra?ctica para prevenir la confusio?n y, asi?, dejar claro lo que corresponde en cada uno de estos sistemas. Aplicar la lo?gica empresarial en los negocios, dejando que permee en ellos lo valioso de la familia, como el amor, es una pra?ctica que rinde frutos en ambos sistemas”, que en el caso de las pymes colombianas es más complejo.

Vale la pena destacar que el gobierno corporativo en las EF propone implementar prácticas de transparencia que mejoren la gestión, como el uso de juntas  directivas; la creación de asambleas familiares y la divulgación de información para los miembros de la familia, entre otras.

La importancia de asesorarse en buenas prácticas

Todos estos consejos fueron recogidos en el libro ‘Empresas de familia; casos y cosas’, de Jorge Gámez Gutiérrez, economista y PhD en ciencias empresariales, consultor, investigador y profesor del programa de Administración de Empresas de la Universitaria Agustiniana (Uniagustiniana) y de la Universidad de la Salle. En él Gámez brinda pautas para que los microempresarios puedan resolver de manera práctica las dificultades que surgen a diario en sus negocios con el objeto de generen empleo, riqueza y desarrollo.

“La publicación presenta con casos prácticos los problemas y soluciones que pueden adoptar los micro y  pequeños empresarios de  familia, para  que  sus  unidades  productivas no se acaben”, afirma  Gámez. Además, se convierte en una herramienta útil, “para que estos  microempresarios que no cuentan con los  recursos suficientes para  contratar una consultoría costosa que les ayude a resolver sus falencias, con las recomendaciones allí consignadas, puedan superar los escollos que tengan en sus  entidades”, enfatiza el experto de la Uniagustiniana.