En ocasiones, una venta se puede lograr luego de haber fracasado muchas veces. Debe aprender que detrás de cada fracaso existe la oportunidad de alcanzar el éxito, así aprenderá a ser efectivo y podrá adicionar capital a su gestión y al negocio.

 

A continuación, 4 consejos para ir del fracaso al éxito en ventas:

 

Dele al cliente lo que desea

Un fracaso con un cliente al cual le está ofreciendo un producto o servicio, es simplemente el signo de que no ha averiguado lo suficiente. Debe saber qué es lo que quiere o necesita ese posible comprador. No puede venderle a la fuerza algo que no requiere o no desea.

Averigüe la necesidad y expectativa del cliente y luego vea si puede ofrecerle un portafolio de productos y servicios adecuado. Aprenda a observar su nicho de mercado para diseñar una estrategia efectiva de comunicación y contacto, en donde la oportunidad y necesidad se encuentren en un mismo punto.

 

Sea más que un vendedor

Los clientes no desean que los inunden de ofertas y promociones inútiles, que incluya artículos que no quieren ni necesitan, ni que les haga perder el tiempo. Por el contrario, un cliente espera que al levantar la mano para comunicar su necesidad y le aparezcan como por arte de magia las ofertas hechas a su medida.

Debe encontrar la forma de desarrollar un sensor que le permita sentir las necesidades del cliente. Tan pronto perciba que la necesidad de esa persona se ajusta a su oferta, impacte con la contundencia y asertividad requerida para este momento.

 

Las preguntas son las herramientas más potentes de un vendedor

Permítale al cliente comunicarse y utilice las preguntas para que no pare de hacerlo. Detrás de cada palabra se esconde un motivo, un deseo, una necesidad, un problema o una queja. Tan pronto descubra “la piedra en el zapato” del cliente, su labor será removerla y reemplazarla por una cómoda y atractiva suela.

 

Ofrezca el mejor servicio al cliente

Dar al cliente el más sincero aprecio representa el valor que hará la diferencia entre comprar en su ferretería o en la de su competencia. Valore el tiempo del cliente siendo conciso y perceptivo para no incomodarle, sea oportuno y tenga siempre una actitud verdadera de servicio.

 

(También le puede interesar: 8 tipos de clientes y cómo venderles más)

 

Comprenda que la derrota es solo el resultado de una mala planificación, haberse anticipado al momento adecuado para hacer la oferta, no entender la real necesidad del cliente o el problema principal que debe resolver.

Con el aprendizaje no volverá a cometer los mismos errores. Ahora es el momento de salir a ser exitoso, sin importar el número de fracasos en el que haya caído.