La industria del acero en Colombia tiene buena representatividad, no obstante, en la actualidad, está en juego su comercialización, gracias a que la guerra comercial entre China y Estados Unidos afecta la importación y las oportunidades de exportación, ya sea de una manera positiva, al abrir nuevos mercados, o negativamente, con la inundación de productos extranjeros a precio desleal en el país.

“El acero es un claro ejemplo de sostenibilidad en el país, debido a que es un material 100 % reciclable. Colombia ha avanzado en el reglamento de la industria y las características de los productos que se usan, lo que ha permitido unos estándares de calidad elevados“, afirmó la directora del Comité Colombiano de Productores de Acero, de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Maria Juliana Ospina.

Comercialización de acero

Durante el desayuno “Acero de Colombia: columna vertebral del país”, expertos hablaron sobre la importancia de la industria siderúrgica colombiana y su papel en el contexto de la guerra comercial.

“A partir de septiembre comenzaron las negociaciones en medio de la guerra comercial, sin embargo, ya están desgastadas y las posiciones de los dos lados se han venido polarizando. Lo cierto es que la mitad de producción de acero se origina en China y esto genera la exportación de productos a precios deslealmente bajos“, destacó la directora de Política y Defensa Comercial de Araújo Ibarra, Olga Lucía Salamanca.

Capacidad mundial de acero

Fuente: © Araújo Ibarra.

Si bien es cierto que China incrementó su capacidad de producción, Colombia, que a los ojos de las potencias mundiales no es un país en desarrollo, conforme a Salamanca, intenta ponerse a la par del mercado internacional.

“Muchas veces algunos productores no han llegado al mercado colombiano, porque nosotros tenemos fortalezas en las propiedades mecánicas y en la información de la etiqueta, para garantizarle al cliente el producto”, aseguró el líder comercial de Acerías Paz del Río Yeison Acosta.

Los expertos coincidieron en que la clave para que la industria siderúrgica avance en el país, es que  los productos de origen chino se comercialicen con las mismas características que se hace en Colombia.

Asimismo, Ospina destacó que no se descarta la posibilidad de que Colombia empiece a exportar barra corrugada. “La barra corrugada representa el 72 % de la producción nacional. Vemos que hay mercados a donde podemos llegar con un precio competitivo, pero en la medida que China siga con su exceso de capacidad y que su economía no responda al nivel de crecimiento, no nos va a permitir exportar”, explicó.

Por otro lado, la guerra comercial representa un nueva alianza para Colombia: “China está buscando otros proveedores alternativos a Estados Unidos y esto puede empezar a abrir oportunidades. Lo cierto es que Colombia es vulnerable a todo lo que sucede y de ahí que es importante mantenerse alerta y monitorear constantemente lo que está sucediendo en otros países”, concretó Salamanca.

También le puede interesar: Panorama del acero en el mundo